Donativos ciudadanos, un modelo financiero que protege cuencas en México

Ciudad, Conservación  /   /  Por Redacción Son Playas

Cerca de 49 mil coahuilenses aportan donativos de manera voluntaria para el cuidado de su fuente natural de agua.

En Saltillo no hay ríos ni presas, eso obligó a los ciudadanos a buscar sus propios mecanismos para la protección de fuentes naturales de agua. Hoy desde Coahuila son ejemplo nacional de cómo la sociedad civil cuida sus propios recursos vitales, pero ¿cómo funciona este mecanismo exitoso?

Sergio Carlos Marines Gómez, representante del organismo ambiental Profauna A.C., expuso en Mazatlán cómo desde hace 15 años han multiplicado en ese municipio acciones, apoyos, y resultados.

En manos de la gente

Su esquema es promover la donación de recursos a través del pago del recibo de agua potable; así los usuarios aportan lo que pueden y lo que consideran al momento de pagarle a la autoridad. El recurso público pasa de los organismos de agua potable a Profauna para aplicarlos a esquemas de conservación de la cuenca y garantizarle agua potable a la ciudad.

“En Saltillo está funcionando, la ciudadanía tomó en sus manos la responsabilidad de conservar su principal cuenca de agua que abaste a la ciudad, en este caso es una asociación civil que invitamos a los ciudadanos a que donara cualquier cantidad, y el dinero se va íntegramente a la conservación de la cuenca”, precisó.

Origen

Este esquema inició hace 15 años con 52 personas, los primeros que quisieron donar, actualmente son 49 mil saltillenses los que aportan al momento de pagar su recibo de agua.

Esto ha generado recursos por 2 millones de pesos al año, sólo de donaciones ciudadanas.

“En Saltillo hay 200 mil tomas y si tenemos el apoyo de 49 mil estamos hablando que, casi el 25 por ciento de los usuarios, los aporta la sociedad civil y confían en este esquema”, declaró Marines Gómez.

El representante de Profauna sabe que cada región de México es diferente, pero está convencido que este esquema local se puede replicar en otras ciudades, en Veracruz, por ejemplo, hay interés de implementarlo, expuso.

Foros del agua fue organizado por Conselva.

“En Saltillo no existen ríos, no existen presas, pero en Saltillo toda el agua viene del subsuelo y hay que conservar toda la superficie forestada que hay arriba para conservar, y lo que hicimos fue invitar a la ciudadanía y tenemos los 49 mil donantes que de forma voluntaria están aportando recursos para conservar esa cuenca. Si la ciudadanía toma ese liderazgo, no le queda remedio, a nadie, para no incorporarse a ese tipo de proyectos”.

Proyecto sostenible

Al paso de los años, Profauna ha logrado un esquema interno de administración y fiscalización de recursos que los obliga a transparentar los donativos; han logrado apoyo de las autoridades y un crecimiento sostenido de recurso voluntario.

“Se han creado políticas públicas interesantes a partir de eso, ahorita el Gobierno del Estado no nada más decretó la cuenca área natural protegida, está invitando a los poseedores de zonas aledañas a que se unan decretando sus terrenos como áreas protegidas voluntarias, donde ellos deciden qué se va hacer, puede ser ganadería o agricultura, pero de manera ordenada para que se sigan brindando estos servicios ambientales que ayuden a infiltrar el agua al subsuelo”, comentó.

Y así es como funciona la conservación de agua en Saltillo, un municipio que no tiene ríos ni presas, pero que el recurso lo cuidan todos.

Acerca del autor

Notas relacionadas

Las tres islas de Mazatlán forman parte de la identidad de los mazatlecos.

Las mariposas de mar de la región, y otros moluscos, son afectados por el cambio climático,...

Promueven cambios de hábitos para reducir la contaminación de playas

Deja un comentario