Hongos: la riqueza oculta de la sierra de Durango

Ciencia, Comunidad, Conservación  /   /  Por Raquel Zapien

Al menos 30 de las especies de hongos registradas hasta el momento son comestibles; también hay medicinales.

La sierra de Durango guarda calladamente un tesoro que solo se encuentra una vez al año: es el reino fungi que se deja ver con las lluvias de verano. Hongos de insospechados colores y formas saltan a la vista entre los pinos y encinos, cerca de los arroyos.

Desde finales de junio, hasta septiembre, ellos poblarán el bosque de las montañas de la Sierra Madre Occidental; unos se encargarán de alimentar a los árboles, otros degradarán la madera inerte para incorporarla al suelo y algunos más vivirán como parásitos a expensas de otras especies.  Todos cumplirán una función específica para mantener el equilibrio del ecosistema.

Los habitantes del municipio de Pueblo Nuevo y otras localidades serranas acostumbran ir al bosque en busca de los hongos comestibles, en especial el conocido como Amanita (género), que solo se encuentra disponible de dos a tres semanas.

Riqueza incalculable

La diversidad de hongos del bosque templado frío de esta zona es muy amplia, tanto, que todavía no se tiene una cifra exacta. Aldo Luján, secretario de la asociación civil ambientalista Sierra Madre Durango, informó que hasta el momento se han identificado cien especies, de las cuales 30 son comestibles.

Este registro se empezó a realizar a partir del 2018 con el apoyo de especialistas en el marco de la primera Feria del Hongo Durango, evento impulsado por dicho organismo con el objetivo de generar conocimiento en torno a este recurso, conservar el patrimonio biocultural de la sierra y propiciar el aprovechamiento sustentable de las diversas de especies comestibles y medicinales.

En 2018 se identificaron 100 especies de hongos en Pueblo Nuevo. Foto: Son Playas

La riqueza fúngica pasa desapercibida para un gran sector de la población, de ahí que su aprovechamiento y conocimiento es menor al que se tiene en el sur del país, comentó Luján.

“Hay otros tipos de hongos que son comestibles y aprovechables; de valor económico y muy cotizados”, comentó.

La cantidad de especies de hongos aún es incalculable en esta zona.
Foto: Son Playas.

Feria del Hongo

Del 9 al 11 de agosto se realiza la segunda Feria del Hongo Durango 2019 en la ciudad de Pueblo Nuevo, evento que incluye conferencias, exposiciones, talleres y colecta de hongos; proyección de películas, muestra gastronómica, artesanías y un concurso de fotografía.

Especialistas de diversas partes del país impartirán conferencias sobre la importancia de los hongos, sus diversos usos, la forma correcta de colectarlos y los  servicios ambientales que proporcionan.

En el marco de este evento, se realizará una colecta y registro de nuevas especies por los participantes, con lo que se pretende ampliar la información científica.

En la imagen se muestra un ejemplar del género Hygrocybe. Foto: Son Playas.

Especies

  • Se estima que a nivel mundial hay cerca de 1.5 millones de especies de hongos.
  • En México se han documentado 150 mil especies, de las cuales 371 son comestibles y 100 con sospecha de ser tóxicas.

Te puede interesar: La vida invisible de Playa Norte

Acerca del autor

Notas relacionadas

Desde hace tres meses, un pescador se encarga de evitar que la basura se acumule y llegue al...

Aspecto de Isla Venados. Foto: Christian Lizárraga. Su playa, vegetación y petrograbados nos...

Preocupados por la presencia de basura en playas de Mazatlán, dos jóvenes se proponen crear un...

Deja un comentario