Inicia temporada de observación de ballenas en Mazatlán

Ciencia, Conservación, Playas  /   /  Por Redacción Son Playas

La especie que se puede observar desde este puerto sinaloense es la ballena jorobada.

A partir del domingo 8 de diciembre podrán realizarse actividades de observación de ballenas jorobadas en Mazatlán, Sinaloa, correspondiente a la temporada 2019-2020, la cual concluye el próximo 31 de marzo.

Los primeros especímenes de dicho mamífero marino, cuyo nombre científico es Megaptera novaeangliae, llegaron a principios de noviembre a las costas sinaloenses.

Ballenas de México

En México habitan al menos nueve especies de misticetos (cetáceos que tienen barbas en lugar de dientes), siete de las cuales tienen una presencia regular o permanente. En aguas nacionales también se tiene registro de un cetáceo dentado (odontoceto).

Todas estas especies están clasificadas con alguna categoría de riesgo en la NOM-059-SEMARNAT-2010 y pueden ser objeto de aprovechamiento no extractivo a través de la observación.

Las especies que transitan en aguas de jurisdicción federal son:

  • Ballena jorobada (Megaptera novaeangliae).
  • Ballena azul (Balaenoptera musculus).
  • Ballena de aleta (Balaenoptera physalus).
  • Ballena gris (Eschrichtius robustus).
  • Cachalote (Physeter macrocephalus).
  • Ballena franca del Pacífico Norte (Eubalaena japonica).
  • Ballena de minke o rorcual menor (Balaenoptera acutorostrata).
  • Ballena de sei o rorcual de rudolphi (Balaenoptera borealis).
  • Ballena de bryde o rorcual tropical (Balaenoptera edeni).
  • Ballena de bryde o rorcual tropical (Balaenoptera brydei).

Cada año, estos majestuosos seres arriban principalmente a seis estados de la República: Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Sinaloa y Oaxaca. Para cada entidad se determinan fechas de observación diferentes, las cuales son publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

Sobre la ballena jorobada

Las ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) habitan todo el año en el Golfo de California, teniendo su mayor abundancia en los destinos y tiempos migratorios invernales durante los cuales llevan a cabo su reproducción en México, desde el sur de Baja California Sur hasta el Golfo de Tehuantepec.

La mayoría de ellas se concentran en la región de Los Cabos, Baja California Sur, en el área entre las Islas Marías, la Isla Isabel y la Bahía de Banderas, así como en los alrededores de las Islas Revillagigedo, según se establece en La Norma Oficial Mexicana NOM-131-SEMARNAT-2010

Normas que regulan la actividad

Foto: Cortesía Onca Exploraciones.

La Norma Oficial Mexicana NOM-131-SEMARNAT-2010 establece los lineamientos y especificaciones a los que deben sujetarse las actividades de observación de ballenas para garantizar su protección y conservación, así como la de su medio natural.

Todas las personas y empresas que prestan servicios turísticos, de esparcimiento o cualquier otra actividad en aguas de jurisdicción federal, y que realicen paseos para observar ballenas, deben tener un permiso especial de la la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Observación de ballenas
Foto: Semarnat

Para tener en cuenta

  • Todas las embarcaciones autorizadas por la Semarnat deben portar un distintivo.
  • Para la observación de ballenas deben respetarse las distancias, permanencia y tiempos de espera que marca la norma para cada una de las especies de cetáceos.
  • En el caso de las ballenas jorobadas,la distancia para observar a los ejemplares es de 60 metros para embarcaciones menores y 80 para las medianas.
  • El tiempo máximo de contemplación es de 30 minutos.
  • No se debe interferir con la conducta natural de las ballenas ni forzar el contacto físico con ellas.
  • No arrojar basura u otro tipo de residuos.
  • Las embarcaciones deben permanecer con el motor encendido en posición neutral mientras la ballena no se desplace.
  •  Al inicio de cada viaje, el prestador de servicios debe informar a los usuarios sobre el comportamiento que deberán tener durante las actividades de observación de ballenas.

Conservación

La Semarnat advierte que el interés turístico sobre las ballenas puede provocar una afluencia de embarcaciones que representan un riesgo al hábitat de estos mamíferos marinos.

Sin un debido control, se podrían generar alteraciones en el comportamiento y procesos biológicos de las especies, de ahí que su contemplación debe darse bajo criterios de sustentabilidad.

Te puede interesar:

La vida invisible de Playa Norte

Isla Venados, naturaleza y vestigios que pocos conocen y cuidan

Acerca del autor

Notas relacionadas

Los loros en peligro de extinción son de la especie Amazona finschi y fueron puestos bajo...

Las aguas negras brotan de este ducto, en la colonia Burócrata. Foto: Son Playas. La descarga...

Lobos marinos en la bahía de Mazatlán. Foto: Christian Lizárraga. Después de ganar el primer...

Deja un comentario