La inminente extinción de la Vaquita Marina

Ciencia, Conservación, Pesca  /   /  Por Redacción Son Playas

La población de la especie es tan reducida que su reproducción ya no es viable genéticamente, señala investigador.

La Vaquita Marina, el más pequeño de los cetáceos y el único mamífero marino endémico de México, no tiene futuro, opinó Joel Bojórquez Sauceda, profesor investigador en la Facultad de Ciencias del Mar (Facimar) de la UAS.

“Definitivamente no tiene futuro, es una especie ecológicamente extinta”, afirmó.

Esto significa que la diversidad genética que está presente en una población tan reducida como la de la vaquita marina (Phocoena sinus), ya no es viable para mantener una población sana, agregó.

“Porque se están cruzando organismos que dan origen a degeneración genética, como en cualquier población de organismos, incluidos los humanos, cuando empieza a haber una mezcla entre primos o hermanos, empiezan a degenerarse, eso pasa con cualquier población biológica, y la vaquita es una población tan reducida que ya no es viable genéticamente”, explicó

Joel Bojórquez Sauceda, investigador en la Facultad de Ciencias del Mar. Foto: Son Playas.

Una especie menos

La vaquita marina (Phocoena sinus) es una especie de marsopa endémica del Golfo de California, de la cual solo quedan unos diez ejemplares según reveló la UNESCO el pasado 3 de julio.

Por ese motivo, el Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (UNESCO) decidió inscribir a las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California (México) en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro debido a la preocupación por la inminente extinción de la vaquita.

La vaquita marina es una de las seis marsopas que existen en el mundo. Foto: Conanp.

Sin embargo, el investigador Joel Bojorquez Sauceda considera que la especie ya está extinta porque su rol de depredador en el ecosistema  ya no lo realiza, no alcanza a regular las especies biológicas de las cuales se alimenta.

“La vaquita ya no tiene un rol en el ecosistema del Alto Golfo y genéticamente ya están extintos porque la diversidad genética que hay en la población, ya no permite una población viable”, sostuvo.

Modificación del hábitat: causa de la extinción

La Phocoena sinus es una de las seis especies de marsopas registradas a nivel mundial que solo existe en el Alto Golfo de California.

Le problema que Bojórquez Sauceda observa es que se atacan factores que aunque son importantes, no son fundamentales, como lo es la pesca.

“Si bien la pesca tiene un impacto en la población de las vaquitas, el principal factor que determina la extinción de la vaquita es la modificación del hábitat; el aporte de agua dulce del Río Colorado al Alto Golfo es lo que está determinando la reducción del hábitat de la vaquita y su extinción”, dijo.

Para salvar a la vaquita se tendría que determinar un gasto ecológico  del Río Colorado y Estados Unidos tendría que soltar un flujo de agua que permita rehabilitar el ecosistema que es el óptimo para esta especie, “entonces, está realmente en manos de Estados Unidos y no de México”, aseguró.

La alteración en los aportes de agua dulce del Río Colorado al Alto Golfo de California ha dañado el hábitat de la vaquita marina. Foto: Conanp.

Las inversiones económicas que se han hecho están orientadas a querer rescatar algo que ya no tiene remedio, agregó.

“Si la vaquita ni ecológica ni genéticamente es viable, lo único que puede esperar es la extinción total, entonces, cualquier inversión que se hace tiene un enfoque político solamente, pero sabemos que esas acciones no tienen un impacto en la rehabilitación de la población de esta especie”, reiteró.

-¿Nada de lo que pueda hacer para recuperar la especie es viable?

-La rehabilitación del ecosistema, ¿podría sobrevivir o podría haber sobrevivido la vaquita marina en un espacio tan restringido?, posiblemente sí, pero no lo sabemos, si en ese momento se hubiera evitado absolutamente toda la pesca… pero no lo sabemos, ni lo vamos a saber.

La vaquita marina, exclusiva de México, dijo, será el primer cetáceo en la época moderna en extinguirse; no se ha extinto ningún otro a pesar de que hay muchos que están amenazados, pero éste va a ser el primero.

Manejo político

Las inversiones que se hicieron para la conservación del cetáceo mexicano, fueron de tinte político, reiteró.

“A Enrique Peña Nieto, ex presidente de México, no le convenía que se extinguiera en su sexenio, así hubiera quedado una, la hubieran cuidado mucho para dejársela en manos a Andrés Manuel López Obrador, y que se le extinguiera a él”, consideró.

A ningún  gobierno le va a convenir cargar con la extinción de la vaquita marina, apuntó.

Con relación a la campaña que el actor norteamericano Leonardo DiCaprio emprendió con aportaciones económicas y sus reuniones con Peña Nieto, el especialista la calificó de oportunista, ya que sin en realidad quería ayudar a esta especie, la mejor manera de hacerlo era gestionando la aportación de agua del Río Colorado y no dañar a los pescadores.

Acerca del autor

Notas relacionadas

Las tres islas de Mazatlán forman parte de la identidad de los mazatlecos.

Con el lema “Tenemos un problema… seamos parte de la solución”, el Comité Mazatlán Ciudad...

Las mariposas de mar de la región, y otros moluscos, son afectados por el cambio climático,...

Deja un comentario