Más
    InicioCiencia¿Quién podrá corregir el cambio climático?

    ¿Quién podrá corregir el cambio climático?

    -

    Comprender el cambio climático no resulta sencillo desde una perspectiva teórica. Pero desde un punto de vista práctico todos lo hemos percibido, ¿se puede hacer algo al respecto?

    Hace un par de meses, me encontraba caminando cerca de la Ciudad de México. Por una necesidad administrativa requería una copia de mi identificación oficial, pero al ser día feriado, tardé en encontrar una papelería abierta.

    Cuando hallé una, entré. En el estante principal vi un sobre blanco que tenía escrito, a mano, ¿quién podrá corregir el cambio climático? Entenderán que ese sobre despertó mi curiosidad, ya que soy biólogo-ecólogo y estoy sumamente interesado en la conservación de los recursos naturales.

    La persona que me atendió me dijo que podía tomar un sobre, que eran gratis.

    Así lo hice. Lo guardé junto con mi credencial y la copia. 

    Al llegar a casa, abrí el sobre. Me sorprendí al ver el enfoque de esa única hoja. En esta se leía, citó textualmente: “Bueno en vista que los científicos se ven imposibilitados a corregir el cambio climático, es apropiado dirigirse al registro bíblico”.

    ¿Cambio climático desde una perspectiva religiosa? era algo nuevo para mí.

    Continúe leyendo el documento, intrigado por cuál sería esa respuesta, pero también me interesaba saber desde qué fecha había un registro de las palabras “cambio climático”. Desafortunadamente, esto nunca fue mencionado. El autor de dicha carta, concluía en que el diablo es el principal promotor del calentamiento global, y que Jesucristo es el único con el poder necesario para corregirlo.

    Allí no se detuvo mi curiosidad y me dirigí directamente al Libro, considerado el más leído del mundo. Nuevamente las palabras “cambio climático” nunca fueron mencionadas. Lo cual me desconcertó.

    En la biblia se lee que Dios nos puso en el jardín del Edén para cultivarlo y cuidarlo (Génesis 2:15), eso nos ha dotado de la responsabilidad de administrar sabía y cuidadosamente los recursos de la creación de Dios (Génesis 1:28). Sin embargo, debido a la excesiva explotación y descuido, nos encontraremos sufriendo hasta la redención (Romanos 8:19-22).

    Desafortunadamente, en mi exploración de la Biblia, no hallé nada que realmente respondiera la pregunta ¿quién podrá corregir el cambio climático?, es así que me surgieron las siguientes interrogantes: ¿La sociedad comprende el cambio climático?, ¿los científicos han logrado descifrar sus complejas publicaciones en información más simple de comprender?, ¿qué hacen los científicos para corregir el cambio climático?, ¿qué hacemos como sociedad para corregir el cambio climático?

    También lee: Antropoceno para principiantes; todo lo que debes saber

    cambio climático
    Foto: Pixabay

    Comprender el cambio climático no resulta sencillo desde una perspectiva teórica. Pero desde un punto de vista práctico todos lo hemos percibido. Vivimos días más calurosos o más fríos; temporadas menos lluviosas en algunas regiones e inundaciones en otras; ya no sabemos si llevar o no chamarra, porque amanece “fresco” pero a medio día el calor es insoportable, y “¿para cargar la chamarra?, que flojera”.

    El cambio climático es eso, una modificación en el clima. Pero, ¿qué es el clima? De manera breve, MUY breve, es la interacción de temperatura y lluvia. Así, nosotros los científicos, podemos decir, “Ah, ese es un clima seco, semiseco, templado, cálido o frío “. Tienen que pasar al menos diez años para que podamos definir qué tipo de clima es uno u otro. Entonces, en los últimos años se han observado cambios en la temperatura y frecuencia de lluvias, de modo que, los climas, están cambiando.

    Pero, ¿a cuáles climas se dirige el cambio?

    Responder esa pregunta sería muy aventurero. Podemos revisar artículos que los científicos publicamos y darnos una idea de cómo zonas calientes pasan a ser frías, o viceversa, áreas con nieve todo el año han comenzado a descongelarse. Pregúntele a alguien que haya subido al Iztaccíhuatl o al Nevado de Toluca, si esto es verdad.

    No te pierdas: ¿Cuál es el impacto del cambio climático en la intensidad de los huracanes?

    cambio climático
    Foto: Pixabay

    Los investigadores del cambio climático desconocen si un ambiente templado pasará a uno seco, cálido o frío. Lo que sí se sabe, es que la información publicada se basa en modelos. Los modelos son predicciones del comportamiento del clima, a diferentes concentraciones de dióxido de carbono (principal gas asociado al cambio climático). Estos son creados en computadora y, aunque suelen tener buena calidad, la exactitud de ellos depende de una serie de coincidencias en la temperatura y las lluvias.

    Estos modelos se basan en, al menos, tres grandes escenarios sobre la producción de dióxido de carbono:

    1. Optimistas, en las que los seres humanos hacemos un cambio de 180° en temas de contaminación (lo cual parece imposible; deberíamos prescindir de una gran cantidad de comodidades, como: carros, cierta comida, viajes en avión o tren, etc.)
    2. Mantenemos la contaminación en los números actuales (esto evitaría el crecimiento urbano, proyectado para ciertas localidades, o el industrial, con la subsecuente ausencia de empleos).
    3. La contaminación incrementa (este es el escenario más seguro, según lo que se observa).

    Un sin número de laboratorios hacen sus modelos de cómo se comportará el dióxido de carbono en los siguientes años (y su efecto sobre el clima). Se habla de miles de modelos. Por eso, no hay una única conclusión sobre qué podría deparar el futuro en temas del clima.

    Una vez que un grupo de científicos, de alguna parte del mundo, decide usar uno u otro de esos miles de modelos, puede proceder a dar recomendaciones sobre cómo mitigar o prevenir los cambios drásticos en la temperatura y lluvia, así como los posibles efectos que conlleva. Los más evidentes: inundaciones, sequías, altas y/o bajas temperaturas. Otros menos evidentes, pero igual de importantes, serían: incremento de enfermedades, reducción en la disponibilidad de alimentos, así como disminución en cantidad de agua potable y calidad del aire.

    También lee: Mosquitos transmisores del dengue aumentan por cambio climático y urbanización

    clima
    Foto: Pixabay.

    Hay decenas de proyectos contra el cambio climático

    Se ha investigado, por ejemplo:

    1.- Las consecuencias que tiene el manejo adecuado de aguas residuales, particularmente las sanitarias, sobre el calentamiento global. Los resultados muestran que podría haber una reducción de 126 Kg de gases de efecto invernadero (en particular, dióxido de carbono), al año por persona. Si esto se escala a nivel global, se reduciría entre el 13-44 % el metano producido por el sector sanitario (10.1038/s41558-020-0782-4)

    2.- Se han diseñado jardines de corales, con la finalidad de mejorar la adaptación de esos animales al cambio climático. Si bien esto no es una actividad que busque contrarrestar el cambio climático, pretende mitigar los efectos que tiene este fenómeno sobre este ecosistema, de gran importancia ambiental y para la industria del turismo.

    3.- Se sabe que prácticas destinadas a aumentar la producción de alimentos de manera sostenible (mayor cantidad de alimento en la misma, o menor, superficie) tienen una disminución de casi 13 mil millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

    Para no saturar al lector con otras decenas de ejemplos que se han reportado, les recomendamos leer el artículo de Sharifi (2021), de la universidad de Hiroshima, Japón, dónde se exponen otros más de 50 ejemplos de soluciones científicas aplicadas para mitigar, o adaptar a los ecosistemas, al inminente cambio climático. Es una pena que esté en inglés, pero bueno al menos no está en japonés, idioma con el que no todos estamos familiarizados.

    A nivel sociedad, nos enfrentamos a un problema de escala global. De modo que, algunos investigadores advierten que las acciones amigables con el clima, que puede realizar una o dos personas, incluso un pequeño grupo de individuos, no podrían tener un efecto alentador sobre el cambio climático, debido a la magnitud de este. ¿Y esto a qué se debe? Bueno a qué la mayoría de la personas estarían manteniendo sus actividades de manera cotidiana. Ese esfuerzo es sólo una gota en un océano.

    Sin embargo, se han sugerido propuestas que, cómo sociedad, podemos llevar a cabo para contrarrestar, en cierta medida, este cambio climático. Por ejemplo:

    1. Compartir el vehículo con compañeros de trabajo, esto contribuye no sólo en la producción de menos contaminación atmosférica, también mejora la eficiencia del vehículo, reduce el consumo de gasolina, llantas y filtros de aire.
    2. En regiones donde el uso de aire acondicionado, o calefacción, es vital para la vida diaria, se recomienda mejorar los sistemas de ventilación de sus viviendas o lugares de trabajo, así como instalar sistemas más eficientes.
    3. Uso de sistemas de energía solar para calentar el agua.
    4. Reemplazar focos incandescentes por focos fluorescentes. Así como sustituir los focos 100 watt a 75 watt, principalmente en la cocina.
    5. Instalar un refrigerador más eficiente y mantener la temperatura mínima en -17°C y la máxima entre 0.5 – 3°F.
    6. Lavar ropa sólo con agua fría y evitar el uso de la secadora de ropa durante los meses de más calor. 
    7. Reducir el uso de la televisión. Además, es recomendable tener aparatos de proyección y no de plasma.

    Hay acciones que como sociedad nos toca hacer

    Finalmente, este documento pretende resaltar las actividades que los científicos realizan para corregir el cambio climático, que ¿por qué se ven imposibilitados? La respuesta sencilla es que, realmente se desconoce cuál de los miles de modelos predice mejor el comportamiento del clima, frente a las concentraciones de dióxido de carbono. Es así que, se podrían implementar medidas con base al modelo x o con base al modelo y, pero si el comportamiento varía a lo que se espera, las acciones podrían ser ineficientes.

    En mi opinión, realizar las actividades que nos toca cómo sociedad es un paso para contrarrestar el cambio climático. No podemos ser sólo espectadores y aguardar por el “milagro” que corrija este fenómeno, que cómo humanidad, hemos ocasionado en el último siglo.

    Finalmente, comparto con ustedes algunas referencias bibliográficas, por si el tema les parece interesante. De gran parte de estos documentos es que se extrajeron los ejemplos e información presentada previamente.

    Bain, P. G., Hornsey, M. J., Bongiorno, R., & Jeffries, C. (2012). Promoting pro-environmental action in climate change deniers. Nature Climate Change, 2(8), 600-603. https://doi.org/10.1038/nclimate1532

    Gardner, G. T., & Stern, P. C. (2008). The Short List: The Most Effective Actions U.S. Households Can Take to Curb Climate Change. Environment: Science and Policy for Sustainable Development, 50(5), 12-25. https://doi.org/10.3200/ENVT.50.5.12-25

    Rinkevich, B. (2021). Augmenting coral adaptation to climate change via coral gardening (the nursery phase). Journal of Environmental Management, 291(1), 112727. https://doi.org/10.1016/j.jenvman.2021.112727

    Smith, P. & colaboradores. (2019). Which practices co-deliver food security, climate change mitigation and adaptation, and combat land degradation and desertification? Global Change Biology, 26(3), 1532-1575. https://doi.org/10.1111/gcb.14878


    Son Playas
    Francisco Amador Cruz
    Francisco Amador Cruz
    Francisco Amador Cruz, tiene un Doctorado en Ecología por la Universidad de Guadalajara. Actualmente es profesor de la Facultad de Estudios Superiores de Iztacala de la UNAM.