Más
    InicioComunidadTirolesa, modelo turístico depredador y rapaz: Patronato tras retirarse

    Tirolesa, modelo turístico depredador y rapaz: Patronato tras retirarse

    -

    • Tras anunciar que desaparecerá como organización, al Patronato del Parque Natural Faro Mazatlán publicó un manifiesto en el cual califica a la tirolesa como un proyecto depredador, rapaz, omiso y carente de respeto ambiental.

    El Patronato Parque Natural El Faro Mazatlán anunció que ya comenzó la entrega formal de sus instalaciones en el Cerro del Crestón y de toda responsabilidad como organización, a la Administración del Sistema Portuario Nacional Mazatlán (Asipona) que, a partir de mañana, queda a cargo de la zona como legalmente le corresponde. Con su salida, al menos 30 trabajadores serán liquidados y desaparecen también seis programas de conservación que habían afianzado.

    La decisión de no continuar es porque el objetivo del Patronato no coincide con el proyecto de la construcción de una tirolesa en la cima del Cerro, así lo informaron en conferencia de prensa, la presidenta de la organización, Raquel Briseño Dueñas, Ana María Tovar, vicepresidenta; y Elsa María López, tesorera.

    “Nosotros no podemos permanecer y ser testigos ni estar en un lugar donde (…) nuestro proyecto del Faro Mazatlán de restauración y conservación no es compatible con el proyecto de la tirolesa”, refirió Briseño Dueñas.

    Tirolesa
    La construcción de la plataforma de salida de la tirolesa sigue avanzando. Foto: Son Playas, 18 de junio de 2024.

    Aseguraron que buscaron distintas vías para despertar conciencia sobe el impacto negativo al cerro con una obra particular, pero no tuvieron eco; incluso en noviembre del año pasado le expusieron la situación al empresario inversionista de la tirolesa, Amado Guzmán; también a la Administración del Sistema Portuario Nacional (Asipona) y al Gobierno Municipal, sin embargo, no hubo respuesta y el proyecto continuó.

    El propio Ayuntamiento de Mazatlán clausuró la obra en abril pasado por falta de permiso de construcción, pero la empresa retiró los sellos y siguió trabajando.

    Durante la conferencia de prensa, la presidenta del Patronado señaló que se encontraron omisiones en la Manifestación de Impacto Ambiental que presentó el promovente de la tirolesa y que autorizó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), cuyo aval, fue tomado en cuenta por la Asipona para otorgarle una concesión parcial por los siguientes 20 años.

    Las principales omisiones detectadas con el apoyo de geólogos y expertos están relacionadas con la seguridad de la zona, pues la cima del cerro, en donde se construye la tirolesa, es área rocosa y eso arriesga cualquier proyecto, incluso a las personas, advirtió. Los riesgos detectados fueron expuestos ante las autoridades, pero al no tener respuestas, el Patronato decidió dejar las instalaciones en un mensaje de “no respaldo” a esa obra.

    También lee: Tirolesa Mazatlán ¿En qué consiste el proyecto que ya se levanta en el Cerro del Crestón?

    Se extingue la organización y sus programas ambientales

    Briseño Dueñas informó que comenzarán el proceso de extinción como Institución de Asistencia Privada legalmente constituida. También informó que de los 4.5 millones de pesos que tenían en caja, destinaron tres millones para los finiquitos de más de 30 personas que directamente prestaban sus servicios, aunque otras 70 personas eran colaboradoras indirectas. El resto del recurso se destinó a los trabajos de conservación en los últimos meses y así rendirán su informe.

    Son Playas solicitó un reporte total de ingresos por concepto de cuotas correspondientes al mirador de cristal y el destino de esos recursos, el cual ya está en proceso de elaboración para su publicación, dijo la presidenta de la institución.

    Con la salida y eventual extinción del Patronato desparecen también seis programas que se habían afianzado en los últimos años, se trata del Programa de visitantes, Programa de Mantenimiento y mejora al Cerro y sus alrededores; Programa de Bienestar físico, mental, emocional y social; Programa de Divulgación histórico y Cultural; y Programa de Alianza con Instituciones gubernamentales privadas y organizaciones de Sociedad Civil.

    Son Playas
    Tirolesa Mazatlán
    Rueda de prensa. Foto: Sheila Arias

    Los bienes y equipo de trabajo que se adquirió durante los más de seis años de voluntariado se donará a otras instituciones registradas, según lo marcan los lineamientos de la Junta de Asistencia Privada a la que rinden cuentas.

    De acuerdo con datos del Patronato, sólo en 2023 se registró la visita de 636 mil 282 personas al Cerro del Crestón; y en promedio, llegan a registrar mil 200 personas en un día de alta afluencia. Con su salida también termina la atención y asistencia que brindaban a estos visitantes.

    Señaló que las condiciones actuales del cerro son producto de la suma de voluntades, el involucramiento y compromiso de la sociedad durante más de seis años, convirtiéndose en un modelo de gobernanza que podría replicarse por las nuevas organizaciones civiles en Mazatlán que están interesadas en el deterioro ambiental y urbano del municipio.

    El Patronato inició operaciones en 2018 y desde entonces se encargó del mantenimiento y conservación del Cerro del Crestón por un convenio que firmó con el Ayuntamiento de Mazatlán, quien a su vez, ya había recibido de parte del Gobierno del Estado las obras de remodelación realizadas con recurso público estatal. Estas obras incluyeron la construcción del puente de cristal que, cuando el Patronato llegó, ya estaba terminado y entregado al Municipio.

    Tirolesa, modelo turístico depredador y rapaz: Patronato

    Posterior a la rueda de prensa, la institución sin fines de lucro publicó un manifiesto en formato de video, en donde señala que “a primera vista, el proyecto de la tirolesa puede parecer emocionante y atractivo, sin embargo, requiere de un análisis crítico responsable que considere los riesgos y consecuencias inmediatas y futuras sobre el frágil ecosistema” del Cerro del Crestón.

    Ahí mismo se denuncia que sin supervisión ambiental se está arrojando escombro al acantilado, sepultando vegetación, nidos y refugios de fauna diversa.

    “El paseo en tirolesa se promociona como una actividad que detonará adrenalina pura, pero no se informa que las aves deberán modificar las rutas de vuelo a causa de los obstáculos de la estructura y operación del proyecto”.

    También lee: ASIPONA dio concesión por 20 años para Tirolesa Mazatlán

    Tirolesa Mazatlán
    En el paisaje se observa uno de los cables para el sostenimiento de la tirolesa del Cerro del Crestón al Cerro del Vigía. Foto: Son Playas; 18 de junio de 2024.

    Aunque se reconoció la importancia de contribuir al desarrollo turístico y económico de Mazatlán,  la organización aseveró que todo proyecto en el Cerro del Crestón debe priorizar la conservación del patrimonio biocultural del sitio como un mandato “y llevarse a cabo bajo un marco legal incorruptible, transparente y en apego a los códigos de ética”.

    En el video se señala que el interés económico y la imposición de los tomadores de decisiones ha dominado sobre las manifestaciones ciudadanas inconformes, arrebatando el derecho de la comunidad a espacios naturales públicos.

    “La antigua isla del Crestón no es para uso privado; pertenece a los mazatlecos. Como ciudadanos tenemos la responsabilidad de cuidarlo para las generaciones futuras”.

    Manifiesto

    Por último, las integrantes del Patronato del Parque Natural Faro Mazatlán expresaron que se sienten “profundamente consternadas por el avance de la construcción de la tirolesa con modos y formas omisas y carentes de respeto ambiental”.

    “Manifestamos y dejamos constancia de que nuestro modelo de restauración y conservación no es compatible con proyectos turísticos depredadores y rapaces como el de la tirolesa”, concluye el video con el cual se fija la postura de la organización ciudadana que llega a su fin en la misión de cuidar y fomentar el uso sustentable de ese espacio natural.

    Ante estas afirmaciones, Son Playas solicitó una entrevista al inversionista Amado Guzmán a fin de conocer su versión de los hechos, sin embargo, no pudo atender la petición por encontrarse fuera de la ciudad, según dijo.


    Son Playas
    Mazatlán
    Mareas Rojas en Mazatlán
    Sheila Arias
    Sheila Arias
    La autora es periodista, activista en temas anticorrupción, estudia Sociología y cursa el Diplomado para Periodistas de América Latina y el Caribe por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Twitter: @Cheilona Facebook: Sheila Arias