Mujeres del sector pesquero hacen artesanías con piel y escama de pescado

Comunidad, Pesca  /   /  Por Raquel Zapien
Piel de pescado lista para su uso artesanal. Foto: Son Playas.

Con los residuos del pescado, mujeres del sector pesquero de Mazatlán emprenden un proyecto productivo de forma colectiva.

Ellas conforman el Taller de Mujeres Artesanas de la Pesca, en su mayoría son empacadoras y algunas son esposas de pescadores que saben que durante seis meses del año escasea el trabajo en el sector.

Por eso aprendieron a transformar lo que hasta ahora es considerado un desecho. Con la piel de pescado se confeccionan bolsos, carteras, cinturones y calzado, mientras que con las escamas se elaboran aretes, collares y pulseras. En los procesos de fabricación se utilizan insumos naturales, es decir, no se emplean químicos industriales contaminantes.

En otras circunstancias, esos “desperdicios” hubieran terminado en la basura, en el mar o en un tiradero a cielo abierto; pero en sus manos, adquieren valor agregado y se convierten en productos novedosos y con demanda en el mercado.

Se considera que esta es una alternativa de empleo viable para el sector pesquero nacional considerando que 17 de los 32 estados de México tienen litoral costero.

El Taller de Mujeres Artesanas de la Pesca opera desde hace un año en Mazatlán.
Foto: Son Playas.

“Este trabajo me ha gustado mucho; creo que ya no volveré al empaque porque gracias a Dios hemos estado trabajando bien, poco a poco se ha ido dando a conocer lo que hemos hecho”, señala María Isabel García, una de las doce mujeres que integrantes del proyecto.

“Chabelita”, como le llaman sus compañeras, ha dedicado más de 20 años de su vida a seleccionar y empacar el camarón de exportación en empresas de la localidad, pero ahora considera la posibilidad de enfocarse de lleno a la elaboración de artesanías. 

María Isabel García ha trabajado más de 20 años como empacadora de camarón.
Foto: Son Playas

Proyecto productivo

Dado a que el objetivo del taller es capacitar a las mujeres para que emprendan sus propios negocios y obtengan fuentes alternas de sustento económico para sus familias, también se les ha enseñado a trabajar en equipo, administración y contabilidad.

Es así como Maribel Leal, esposa de un pescador, se encarga de llevar las cuentas del grupo además de confeccionar la bisutería que poco a poco gana fama y clientes.

“Tuve que aprender a administrar, antes de participar aquí me dedicaba a mi casa; entra poquito dinerito, pero ahí vamos poco a poco”, comenta mientras realiza unos cortes.

Maribel Leal es una de las doce mujeres que participan en el taller. Foto: Son Playas.

Todas trabajan y se ayudan; de esa forma han podido surtir pedidos para la Secretaría de Turismo de Sinaloa, Canainpesca, Club Rotario y Anspac, quienes han adquirido los productos para entregarlos como obsequios en eventos institucionales.

Las artesanías también se ofertan al menudeo en el Acuario Mazatlán, en el Parque Ciudades Hermanas y en las instalaciones del taller, sobre la avenida Gabriel Leyva, casi enfrente de Jumapam.

Buscan alternativas de empleo

Previo al establecimiento formal del Taller de Mujeres Artesanas de la Pesca, se ofrecieron cursos de cocina y primeros auxilios por parte de la delegación local de la Asociación Nacional Pro Superación Personal A.C. (Anspac).

Al ver el interés de las mujeres, se gestionó un curso de capacitación para el uso artesanal de piel y escamas de pescado ante la Conapesca, el cual se impartió en el 2018 por el Ingeniero Pesquero Gabriel Aguilar Tiznado.

El grupo que originalmente era de 30 mujeres, se dividió en dos. En ambos casos se sigue trabajando de forma independiente pero con el mismo objetivo.

Ampliarán su línea de productos

En junio de este año, el instructor regresó para dar una segunda capacitación en el taller que desde su origen opera en un local prestado por la Congeladora Unión, propiedad del empresario Fernando Medrano Freeman.

El instructor guía a las mujeres en la confección de artículos de piel. Foto: Son Playas.

Además de reforzar los conocimientos adquiridos el año pasado, en esta ocasión se les enseñaron nuevas técnicas, así como las bases para elaborar colágeno de pescado y otros derivados.

Ahora, el colectivo se ha propuesto ampliar la gama de productos, lanzar una línea artesanal de lujo y compartir el conocimiento con más mujeres del sector para que también emprendan sus propios proyectos productivos.

Se desaprovecha la producción pesquera: especialista

El sector pesquero de México se enfoca en las capturas y cultivo de las diversas pesquerías, pero no se aprovecha la biomasa residual a pesar de que se le puede dar valor agregado, tal es el caso de las escamas y la piel, manifestó el instructor Gabriel Aguilar Tiznado.

“Todos los desechos del pescado se tiran, lo que representa el 60 por ciento del pescado; es una cantidad enorme en volumen de las capturas nacionales”, apuntó.

Gran parte de esa biomasa va a parar al mar o a tiraderos a cielo abierto que contaminan el suelo, agua y aire. Por lo tanto, al transformarla, también se reducen los desechos contaminantes y focos de infección.

Gabriel Aguilar Tiznado, capacitador. Foto: Son Playas.

Si se utilizaran los residuos, expuso, se generarían más fuentes de empleo, lo que a su vez ayudaría a disminuir el esfuerzo pesquero y la explotación de especies.

Bajar los costos de producción es otra de las ventajas del aprovechamiento de todos los componentes del pescado, pues hasta ahora, los costos se centran en la obtención de su carne.

Oportunidad de negocios

Gabriel Aguilar está convencido de que el aprovechamiento artesanal de la biomasa residual es una oportunidad de negocio viable que países como Venezuela, Colombia y Brasil ya están desarrollando e incluso están comercializando en México.

La piel de robalo, por ejemplo, es más cara que su carne y su valor se triplica una vez transformada  en un artículo.

Y aunque nuestro país cuenta con suficientes técnicos e investigadores capacitados para el desarrollo de proyectos productivos alternos a la pesca tradicional, no existen los apoyos suficientes, refirió.

Mazatlán incuba los primeros proyectos productivos

Collares y aretes elaborados con escama de pescado. Foto: Son Playas.

Para aprovechar al máximo el potencial pesquero de México, Gabriel Aguilar propuso a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) incluir la elaboración de artesanías en el programa de capacitación que brinda esa dependencia, logrando impartir seis cursos en diferentes ciudades con un total de 300 participantes.

Mazatlán fue el único lugar en donde se desarrollaron proyectos productivos, mientras que en el resto de las localidades no ha sido posible darles seguimiento porque los trámites oficiales fueron más complicados este año, comentó.

El segundo curso impartido en el puerto fue posible por el interés personal de la directora del Taller de Mujeres Artesanas, Balbina Herrera, indico.

Proceso de elaboración

Una vez que la piel es extraída se congela para conservarla. Después se descongela y se somete a un proceso de limpieza, curtido y pigmentación que dura cinco días. Después de este tiempo, la piel está lista para trabajarse.

Las escamas se limpian, desodorizan y pigmentan antes de engarzarse con otros materiales para la elaboración de la bisutería.

Por tratarse de un proceso artesanal, no se utilizan químicos industriales contaminantes.

Potencial pesquero de México

  • México se encuentra entre los dos océanos más grandes del planeta.
  • El 62% de su jurisdicción geográfica es mar.
  • Cuenta con 11,122 kilómetros de litoral costero.
  • 17 de los 32 estados tienen apertura al mar.

Tal vez te interese:

Apoya la pesca artesanal y sustentable

Ciudadanos que actúan a favor del medio ambiente

Liliana, la historia de la activista que recicla madera

Trabaja con flores y semillas

Acerca del autor

Notas relacionadas

Con el lema “Tenemos un problema… seamos parte de la solución”, el Comité Mazatlán Ciudad...

“Nuestras oportunidades en la vida fueron escasas, conocimos la pesca como oficio y no tuvimos...

Promueven cambios de hábitos para reducir la contaminación de playas

Deja un comentario