Parque acuático afectaría riqueza natural de Punta Tiburón y Playa Norte, advierten

Conservación, Playas, Turismo  /   /  Por Redacción Son Playas

Comunidad científica se mantiene a la expectativa ante los daños que el proyecto turístico podría llegar a causar en caso de aprobarse.

La intención de la empresa Bob Catire Co SA de CV por instalar parques acuáticos flotantes en la bahía de Mazatlán, mantiene en expectativa a la comunidad científica del puerto, quienes salen a la defensa del ecosistema marino, al considerar que éste resultaría afectado.

Son tres las ubicaciones las que se están solicitando ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, una de ellas está en Playa Norte, justo entre la zona de los pescadores y la Facultad de Ciencias del Mar (Facimar) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS). Las otras dos ubicaciones contempladas para el proyecto son Isla Venados e Isla de la Piedra, a un  costado de la Isla de Chivos.

A la fecha, el documento que fue firmado por el ex delegado de Semarnat, Jorge Abel López, no cuenta con la autorización del Ayuntamiento de Mazatlán.

Defienden a Punta Tiburón

Ubicación de Punta Tiburón, colindante con Playa Norte.

La Facultad de Ciencias del Mar (Facimar) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) está asentada en Punta Tiburón, un espacio rocoso que forma parte del entorno natural del área que se pretende intervenir.

Rebeca Sánchez Cárdenas, doctora en Ciencias Marinas, catedrática de la Facimar, informó  que esta escuela alberga a estudiantes que hacen uso de la Playa Norte para hacer cultivos; incluso el plantel extrae agua de mar a través de un sistema de bombeo que fue instalado a escasos metros del edificio.

“Nos interesa que se mantenga la calidad del agua, por otra parte es nuestro centro de prácticas de natación, es zona de embarque y desembarque de los alumnos que acuden a hacer muestreos y prácticas”, señaló.

La zona donde se pretende colocar el parque, dijo, es un sitio de alta biodiversidad marina; además, es un lugar de tránsito de las embarcaciones en las que el personal docente y alumnos salen y arriban. La comunidad académica y los pescadores de Playa Norte, son los principales usuarios hasta ahora.

Te puede interesar: Isla Venados, ¿quién cuida a esta Reserva Natural Protegida?

Fauna de Punta Tiburón

Sánchez Cárdenas detalló que en este plantel los alumnos han documentado para sus tesis, la existencia de más de 200 especies diferentes de gasterópodos, abarcando Punta Tiburón y los parches de rocas que colindan con el plantel.

“Toda la zona rocosa de Punta Tiburón, incluyendo los parches rocosos de esta ensenada, se han contabilizado más de 200 especies de caracoles, que son los gasterópodos, pero también tenemos bivalvos como almejas y ostiones”.

Es común ver aves playeras en la zona de Punta Tiburón, conocida también como Playa Norte. Foto: Son Playas.

En esta zona reside una almeja que está en la NOM-059-SEMARNAT-2010, esta norma tiene por objeto identificar las especies o poblaciones de flora y fauna silvestres en riesgo de extinción. En ésta se describen 2,606 especies (entre anfibios, aves, hongos, invertebrados, mamíferos, peces, plantas y reptiles), explicó.

Se trata de la almeja Pinctada mazatlanica, mejor conocida como madre perla.

Madre perla. Foto: Anna Leavitt/Plataforma Naturalista

“Esta especie fue descubierta aquí, entonces Mazatlanica se le puso en honor al lugar y está dentro de la Norma 059 porque es una especie amenazada y está protegida, es una especie que fue muy explotada precisamente porque produce perlas muy valiosas y fue muy extraída y muy cultivada también, pero debido a la alta explotación que tuvo, las poblaciones se deterioraron al límite de la desaparición y entró a la norma como especie protegida”, detalló.

Actualmente esta almeja no se extrae y Punta Tiburón es una de las zonas donde reside, junto con crustáceos que han servido para el desarrollo de tesis, la más reciente es de 2017, fecha en la que se captaron larvas de langosta y de otros crustáceos y moluscos, lo que demuestra que existe una alta densidad de organismos en etapa larvaria que por las corrientes marinas, entran en esta ensenada y se forma una especie de centro de crianza natural.

Además de proteger a esos microorganismos, esta zona les ofrece el alimento que necesitan para su desarrollo debido a que su misma hidrodinámica lo arrastra hasta aquí.

Otras especies de importancia

También existen poblaciones de pulpos en las rocas, y otra especie importante es un caracol conocido como el caracol de tinta, que es muy valioso y también se encuentra en la Norma 059, está publicado como caracol púrpura pansa (Plicopurpura pansa).

Caracol púrpura pansa (Plicopurpura pansa)
Foto: Eugenio de J. Villanueva Franck/Plataforma Naturalista

Los lobos marinos visitan Punta Tiburón, incluidos los que se encuentran bajo protección especial en la Norma 059, que llegan a pasar la tarde porque la ubicación de la ensenada sirve como zona de refugio ocasionalmente, eventos que han sido registrado tres veces en los últimos 15 años. La visita más reciente fue en 2017, cuando un ejemplar se quedó en las piedras; a veces permanecen por días y luego se van.

Los pescadores optan por alimentarlos, así que su estadía se puede prolongar.

Lobo Marino Californiano (Zalophus californianus) Foto: Christian Lizárraga/Plataforma Naturalista

Con relación a los peces que se concentran en la zona, expuso que se refugian sobre todo en su etapa juvenil.

Pez “pajarito”.

“Por ejemplo, en periodo de desove del Pajarito encuentra en este punto una de sus zonas favoritas donde se acerca a desovar, también se observan erizos, estrella de mar, pepino de mar (Isostichopus fuscus) protegido por la Norma 059, botetes, pargos, mojarras, lisas y machos; es una zona de alta actividad biológica donde llegan peces a refugiarse y alimentarse”, indicó.

Pese a esta alta actividad, no es una zona donde los pescadores se concentren a capturar especies, aclaró, sino que se van mar adentro, excepto en la temporada de captura del pez pajarito.

Pelícano café (Pelecanus occidentalis californicus) Foto: Son Playas

Un lugar aparte es el que se tiene ganado el pelícano (Pelecanus occidentalis californicus) especie protegida que forma parte de la lista de la Norma 059. Y aunque la especie no anida en la zona, si la frecuentan para alimentarse.

La conservación es prioritaria

Más que meterle más presión con actividades turísticas o proyectos de cualquier tipo que involucre la alteración del medio, la prioridad debería de ser su conservación, opinó.

“Por las características de la alta actividad biológica, nosotros como escuela tratamos de realizar las actividades con pleno respeto de la zona, se practica buceo y snorquel y los alumnos los disfrutan mucho porque es un punto de encuentro con el ambiente marino que es uno de los principales motivos que los tiene aquí estudiando”, sostuvo la investigadora Rebeca
Sánchez Cárdenas.

Tanto alumnos como personal docente, así como los pescadores, hacen uso de esta zona y no solo la disfrutan  y viven de ella, sino que la cuidan, indicó.

Aspecto de Playa Norte con bajamar. Foto: Son Playas.

“Cuidemos la riqueza natural que tenemos, hagamos todo por conservar lo que todavía nos queda; si  no cuidamos esa riqueza, nuestros hijos, nuestros nietos, las siguientes generaciones ya no lo van a disfrutar, van a ser parte de la historia”.

Además,  ¿qué busca el turista?, ¿edificios, calles pavimentadas, restaurantes en la playa, qué busca?, cuestionó Rebeca Sánchez.

“Creo que lo que el turista busca es precisamente el atractivo y riqueza natural que existe en una zona; un turista va a un restaurante, además de la comida, va por el paisaje, la vista que un lugar le ofrece, el contacto con lo natural, eso es lo que busca, no matemos el verdadero atractivo del puerto, al contrario, conservémoslo”, insistió.

Flora terrestre y acuática

Contrario a la opinión de los catedráticos de la Facimar, en el resolutivo se establece que en cuanto a la vegetación acuática, no se observa ningún tipo de vegetación marina ya que se cuenta con un fondo de arena.

Vestigios de la flora original de la duna costera de Playa Norte. Foto: Son Playas.

Ubicaciones proyectadas y resolutivos de Semarnat

Son tres las ubicaciones propuestas por la empresa para instalar los parques acuáticos flotantes, una de ellas es en la Isla de Venados frente al Hotel Playa Mazatlán, otra en la Isla de la Piedra a un  costado de la Isla de Chivos y la tercera en Playa Norte.

Bob Catire Co. S.A. de C.V. presenta un proyecto de un parque acuático flotante móvil, el cual se pretende ubicar en tres sitios diferentes: al costado Norte de la Isla de Venados, frente al Hotel Playa Mazatlán y al Norte de la Isla de la Piedra, a una distancia aproximada de 100 metros entre la playa y las instalaciones. Para el ingreso se dispondrá de una plataforma inflable de 204 metros cuadrados con una longitud de 100 metros cuadrados hasta el Parque Acuático Flotante, el cual ocuparía una superficie de 54 metros por 44 metros (2 mil 376 metros cuadrados). La superficie total del parque acuático es de 2 mil 576 metros cuadrados.

La empresa proyecta sujetar los cuatro extremos por cuatro bloques de concreto de unos 200 kilos cada uno como anclaje.

Se indica que el sitio donde se colocarán cuenta con fondo de arena sin ningún tipo de vegetación marina, sujetas con cadenas para seguridad, a una profundidad que varía de 2.50 metros a 3.00 metros con marea baja. El material del parque es inflable y desmontable. La inversión requerida es de 22 millones 800 mil pesos.

Proyecto para Playa Norte

Las tres islas, vistas desde Playa Norte, forman parte del paisaje característico de Mazatlán.
Foto: Son Playas.

El parque de Playa Norte se proyectó colocarlo a 60 metros al frente a esta playa a una distancia aproximada de 152 metros.

En este caso, el proyecto se ubica a 60 metros al Este de Punta Tiburón donde se pretende colocar el parque, el cual será de 2,376 metros cuadrados y estará sujeto  a sus cuatro extremos por cuatro bloques de concreto de unos 200 kilos como anclaje.

La inversión requerida que se declaró fue de 22 millones 800 mil pesos.

En este caso, la intención es formar el parque inflable en la playa y desplazarlo en lancha al sitio para sujetarse y estructurarlo, según se detalla en el resolutivo emitido por la SEMARNAT. También se contempló la construcción de una palapa de acceso y sala de espera de madera con techo de palma, donde habrá mesas, sillas, zona de snack y souvenirs; una barra para la adquisición de entradas al parque, fosa séptica, escaleras para bajar a la playa y entrada al parque.

Resolutivo federal

El resolutivo federal indica que el área del proyecto se encuentra en la Unidad Ambiental Biofísica número 33 “Llanura Costera de Mazatlán”, la cual forma parte del programa de Ordenamiento Ecológico General del Territorio. El documento concluye que el proyecto se encuentra dentro de la Región Marina Prioritaria Piaxtla-Urías, y no pertenece a ninguna Área Natural Protegida de carácter federal, estatal, municipal o de interés ecológico.

Se detalla que el parque se ubica dentro de la mancha urbana de Mazatlán, de acuerdo al Plan Director de Desarrollo Urbano y que su instalación no tendrá ninguna afectación al fondo marino ni la creación de infraestructura que afecte la calidad del mar.

Playa Norte vista desde Punta Tiburón. Foto: Son Playas.
Acerca del autor

Notas relacionadas

Los pobladores de la Meseta de Cacaxtla participan en programas de conservación. Foto: Raquel...

La vista aérea muestra la coloración de la marea roja. Foto: Yvon Marier Una intensa marea roja...

A través del monitoreo satelital, cualquier persona podrá seguir las rutas de más de 2 mil...

Deja un comentario