Se preparan para rescatar ballenas en Mazatlán

Conservación, Playas  /   /  Por Redacción Son Playas
Rescate de ballenas
Simulacro de rescate de ballenas en la bahía. Foto: Conanp.

Instituciones y organizaciones civiles se capacitan para rescatar ballenas jorobadas que queden enmalladas en redes de pesca. El año pasado se reportaron 19 casos en el Pacífico mexicano.

Las redes de pesca son una de las amenazas más serias para las ballenas;  pues a pesar de su tamaño y su fuerza, estos gigantes seres marinos resultan lastimados e incluso pierden la vida cuando llegan a quedar enredados o enmallados.

Tan solo en el Pacífico mexicano, cada año se registran decenas de enmalles por el uso de redes  conocidas como agalleras que se tienden en la zona de tránsito o agregación de ballenas, principalmente jorobadas, al ser las más comunes en la zona.

En el 2018 se registraron 19 cetáceos enmallados, dos de los cuales se reportaron frente a las costas de Mazatlán, según datos de la Red Nacional de Asistencia a Ballenas Enmalladas (RABEN), organismo que durante el martes y miércoles de esta semana impartió un taller de capacitación al grupo de rescate local.

ballenas jorobadas
Una red de pesca quedó atorada en la boca de una ballena. Foto: RABEN

Los daños que causa una red

Francisco Rebolledo, miembro fundador de RABEN, manifestó que desde hace miles de años las ballenas han transitado por rutas migratorias para llegar a zonas de alimentación o reproducción. Pero con el paso del tiempo, se han encontrado con obstáculos generados por la actividad humana, tal es el caso de la pesca, el tráfico marino, el turismo y la contaminación.

Las redes que se utilizan para la pesca de escama, tanto en el sector ribereño como de altamar, son letales para los cetáceos de diversas formas, explicó. Por ejemplo, pueden llegar a cercenar las aletas del animal o impedir que se alimente, de tal forma, que se debilitará y eventualmente morirá por inanición o por infección en las heridas.

También pueden quedar atrapados y morir por asfixia o arrastrar las redes por largos periodos de tiempo. Incluso, en los mares de México se han encontrado ballenas enmalladas en artes de pesca que se utilizan en California, Alaska y Hawái.

Mazatlán se prepara

Como lo han hecho de forma milenaria, las ballenas jorobadas han llegado a las costas de Mazatlán para alimentarse y reproducirse. Esta temporada será posible observarlas desde el pasado 8 de diciembre de 2019 hasta el 31 de marzo de 2020.

Ante la posibilidad de que se presenten incidentes con redes de pesca, RABEN impartió en el puerto un taller de capacitación y actualización en coordinación con la organización Ecología y Conservación de Ballenas, A.C. (ECOBAC) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Asistieron elementos de la Secretaría de Marina, Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), así como las organizaciones Onca Exploraciones y Fuego Verde, entre otros.

Durante el taller se revisó el protocolo de atención a ballenas enmalladas aprobado por la Comisión Ballenera Internacional. En el segundo día se realizaron simulacros en el mar, en donde se puso en práctica las maniobras de rescate y el uso de herramientas especializadas.

Explicación sobre el uso de herramientas especiales. Foto: RABEN Mazatlán.

Estas acciones también ayudan a recabar información sobre la problemática para proponer soluciones de fondo que permitan proteger a las ballenas durante su paso por nuestras aguas, apuntó Oscar Guzón, coordinador  local de la Red Nacional de Asistencia a Ballenas Enmalladas. Hasta el momento, una de las propuestas es la de crear una zona de refugio.

Dijo que los enmalles son un problema que afecta tanto a las ballenas como a los pescadores, pues estos últimos deben invertir dinero en la adquisición de nuevas redes o en reparaciones.

rescatar ballenas
Simulacro de rescate de ballenas en la bahía de Mazatlán. Foto: Conanp.

Sobre la Red Nacional

La Red Nacional de Asistencia a Ballenas Enmalladas es una organización interinstitucional creada en el año 2012. Actualmente cuenta con 15 equipos de rescate en el Pacífico mexicano y la península de Baja California. La coordinación a nivel nacional está a cargo de la organización Ecobac.

Sus objetivos son dar atención eficiente y segura a los casos de enmallamientos de grandes ballenas, mejorar la capacidad de respuesta de los equipos, recolectar datos, difundir información, prevenir los enmalles y evitar los accidentes durante las maniobras de rescate.

Oscar Guzón y Francisco Rebolledo aclararon que solo personas con capacitación teórica y práctica deben intervenir en el rescate de ballenas por el nivel de peligrosidad que implica.

¿Qué hacer si ves una ballena enmallada?

Si observas una ballena enredada no debes entrar al agua. El primer paso es reportarla a la región Zona Naval o Capitanía de Puerto para que se active el protocolo y el equipo especializado acuda a su rescate. Los teléfonos disponibles en Mazatlán son:

4a Zona Naval Tel. (669) 982 53 17,  98 21126 y  98 50 878

Capitanía de Puerto. Tel. (669)  981 22 04

Para mayor información; puede visitar el portal de RABEN México

Amenazas para las ballenas

  • Redes pesqueras que provocan enmalles.
  • Tráfico marino que genera ruidos y colisiones potenciales.
  • Malas prácticas turísticas que alteran al hábitat y el comportamiento de la especie.
  • Degradación de los hábitats costeros debido al desarrollo urbano.
  • Contaminación por basura y otros desechos.

Te puede interesar: Reciclarán las redes del sector pesquero de Mazatlán

Acerca del autor

Notas relacionadas

En Mazatlán opera un Hospital de Fauna Silvestre que recibe especies lesionadas o que han sido...

Este es el segundo varamiento de ballena jorobada que se reporta en menos de quince días en las...

El cuerpo de la ballena presentaba signos de descomposición. Foto: Cortesía. El hallazgo de la...

Deja un comentario