Con los protocolos sanitarios se pretende que las empresas tengan los medios necesarios para garantizar el retorno seguro de los trabajadores, clientes y proveedores del centro laboral cuando puedan reanudar actividades.

Las empresas del sector turístico de México deben implementar una serie de protocolos sanitarios para poder reiniciar labores cuando así lo permita el Semáforo de Riesgo Epidemiológico.

La reapertura será gradual y las fechas estarán basadas en los indicadores semanales del semáforo que regula el uso del espacio público de acuerdo con el riesgo de contagio de COVID-19 en cada entidad federativa.

Mientras tanto, las empresas deben prepararse e implementar los protocolos preventivos que marca el Lineamiento Nacional para la Reapertura del Sector Turístico, elaborado por las secretarías de Turismo y Salud a nivel federal.

El objetivo de esta estrategia es prevenir y mitigar al máximo los riesgos de contagio mediante medidas de higiene personal, del entorno y de sana distancia como una prioridad en la nueva normalidad.

Según la Secretaría de Turismo federal, estas medidas básicas están homologadas con las que se aplican en Estados Unidos y Canadá.

protocolos sanitarios
La fecha de reapertura de las actividades económicas como el turismo, deberá estar basada en el sistema de semáforo por cada estado. Foto: Pixabay.

Lineamientos sanitarios

El Lineamiento Nacional para la Reapertura del Sector Turístico fue anunciado el 20 de mayo por el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, y el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell-Ramírez. Un mes antes, ambas dependencias presentaron un protocolo de atención para personas en centros de hospedaje y restaurantes durante la cuarentena obligatoria por covid-19.

En síntesis, las disposiciones generales buscan que las empresas tengan los medios necesarios para garantizar el retorno seguro de los trabajadores, clientes y proveedores del centro laboral. Para lograrlo, se indican una serie de medidas de higiene del entorno, higiene personal, sana distancia y aislamiento de los trabajadores que hayan estado expuestos a un agente infeccioso.

Estas son algunas de las acciones contempladas en el lineamiento:

Centro laboral

  • Adquisición y disposición de insumos para la sanitización de espacios y para la protección personal.
  • Establecer el protocolo para la realización de filtros sanitarios y detección de signos de enfermedades respiratorias.
  • Capacitar al personal en el uso del equipo de protección personal (cubreboca, careta facial, guantes) y asignar a un responsable dedicado a asegurar la correcta implementación de las medidas sanitarias.
  • Los cubrebocas y guantes usados se colocarán en una bolsa que previamente deberá ser rociada con solución de hipoclorito de sodio y posteriormente se desechará colocando una leyenda que indique “desecho sanitario”.

Higiene del entorno

  • Previa apertura del sitio de trabajo, se deberá realizar la sanitización exhaustiva de todo el establecimiento.
  • Asegurar que el establecimiento cuente con ventilación natural o mecánica.
  • Contar con protocolos específicos de limpieza y desinfección diaria del suelo; objetos de contacto y de uso común como: sillas, barandales, manijas, puertas, superficies horizontales, teléfonos, equipos de cómputo y cualquier otro elemento de fácil alcance para los empleados, clientes o y proveedores.
  • Limpieza rutinaria de paredes, muros y ventanas.
  • Prestar especial atención al área de sanitarios. Incrementar frecuencia de limpieza en lo general y en objetos de contacto frecuente como manijas, grifos, dispensadores, etc.

Higiene personal

  • La higiene de manos es la medida principal de prevención y control de la infección.  Se deberá garantizar que se cuente con jabón líquido, en gel o espuma y con dispensadores de toallas de papel desechables, botes de basura, papel higiénico, agua potable y gel antibacterial a base de alcohol al 70 por ciento.
  • Evitar por completo el uso de toallas de tela.
  • En caso de estornudar o toser, se deberá usar el ángulo interno del brazo para cubrir nariz y boca, aun con el uso de cubre boca y careta.
  • No escupir. Si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos.
  • No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos.
  • Evitar el contacto entre personas y mantener un distanciamiento social de 1.5 metros.
  • El trabajador que tenga confirmación de COVID-19, o haya estado expuesto al agente biológico infeccioso durante 14 días o el tiempo necesario para la recuperación, no se presentará a trabajar para evitar el contagio de la enfermedad en el centro laboral.

¿Quién debe acatar estas medidas?

Estas disposiciones aplican para todo tipo de actividad turística: destinos de sol y playa, balnearios, hoteles, restaurantes y bares; aeropuertos, cruceros, embarcaciones de recreo y operación de puertos; clubes de golf, discotecas y centros nocturnos; parques, museos, salas de eventos, centros de convenciones y de negocios; transporte terrestre, guías de turismo, tianguis y ferias, conciertos, estadios, eventos deportivos masivos, entre otras, según información de la Secretaría de Turismo (SECTUR) federal.

  • La fecha de reapertura de las actividades económicas como el turismo, deberá estar basada en el sistema de semáforo por cada estado.
  • Los lineamientos sanitarios se irán actualizando conforme avancen las fases de recuperación y reapertura.
  • El pasado 9 de junio, el secretario de Turismo, Miguel Torruco, propuso que el sector turístico sea considerado una actividad esencial. La propuesta es analizada por la Secretaría de Salud.

Te puede interesar:

Nacen tortugas golfinas en playas de Mazatlán

Mujeres cuidan tortugas en El Verde Camacho, Mazatlán

Guantes y cubrebocas podrían terminar en el mar: UNAM

Artículo anteriorSinaloa tiene 9 playas certificadas; 4 son de Mazatlán
Artículo siguienteLimpiarán estero con empleo temporal