Los pozos y norias están secos porque no ha llovido y los acuíferos no se han recargado. Se prevé que la sequía persista.

La sequía severa que afecta a Sinaloa desde el año pasado, dejó secos los pozos que surten de agua a 18 comunidades rurales de Mazatlán, en las que viven entre 10 y 12 mil personas.

Al no llover, los mantos freáticos que forman parte del sistema Río Presidio y Río Quelite no pudieron recargarse y por lo tanto, los tiros o norias que las poblados utilizan para extraer el agua del subsuelo están vacíos, confirmó hoy la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán (Jumapam), quien a su vez se encarga de enviar pipas para surtir del vital líquido a las familias.

Mazatlán es uno de los 14 municipios de Sinaloa que desde el pasado 24 de diciembre de 2020 fueron declarados en desastre natural debido a la presencia de sequía severa que se registró del 1 de mayo al 30 de noviembre de ese año.

Desde entonces la situación no ha mejorado, pues de acuerdo al Monitor de Sequía de México, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Sinaloa presenta sequía severa en todo su territorio y una porción de sequía extrema en el centro-norte de la entidad.

Comunidades afectadas

Luis Gerardo Núñez Gutiérrez, Gerente General de Jumapam, informó hoy que las comunidades afectadas por la emergencia por sequía severa en Mazatlán son: El Chilillo, El Habal, Puerta de Canoas, Los Limones, Palmillas, Miravalles, El Armadillo, El Potrero de Carrasco, El Moral, Los Zapotes y El Placer. También se incluyen Juantillos, El Salto, El Espinal, La Palma Sola, Las Tonajes, La Chicuras y La Amapa.

“Los mantos freáticos se han ido secando completamente ya fuera de lo que era su funcionamiento normal”, señaló.

Consideró que la escasez de agua subterránea y la disminución de las precipitaciones pluviales están relacionadas al cambio climático. Esa variación climática, originada por las actividades humanas, ha exacerbado la sequía en algunas zonas del planeta, como en este caso.

La fata de una cultura del cuidado del agua y el crecimiento demográfico, también son factores clave, opinó.

sequía
Monitor de sequía de México. Sinaloa presenta sequía severa y extrema.

¿Qué se está haciendo?

Desde inicios de este año, la Jumapam ha surtido de agua a través de pipas a los poblados afectados. En los últimos cinco días de marzo también se implementó una jornada informativa sobre la declaratoria de sequía severa, se les exhortó a cuidar el recurso y a utilizarlo solo para consumo humano.

Se espera que el abasto en siete de esas 18 comunidades afectadas mejore entre el 15 y 20 de abril, después de que se reanude la operación de una de las líneas de distribución de la planta potabilizadora de Miravalles que fue dañada por un poste de la CFE.

Hasta entonces, los poblados de El Chilillo, El Habal, Puerta de Canoas, Los Limones, Palmillas, Miravalles y El Armadillo tendrán acceso al agua entubada. Posteriormente, el abasto de esas localidades será cubierto en su totalidad por la planta potabilizadora de Miravalles, una vez que entre en funciones, señaló Núñez Gutiérrez.

El funcionario municipal recomendó a la población rural afectada por el desabasto de agua que consiga tinacos para su almacenamiento dado a que la escasez del recurso natural continuará.

Durante la sequía disminuye el caudal de cuerpos de agua, fenómeno conocido como estiaje. Foto: Son Playas.

Abasto, ¿de dónde?

En el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre Agua y cambio Climático publicado en 2020 se advierte que “El cambio climático va a influir negativamente en la cantidad y calidad del agua disponible a nivel mundial para satisfacer toda una serie de necesidades humanas básicas”.

Actualmente, la ciudad de Mazatlán se surte de las aguas superficiales del río Presidio. Anteriormente, la principal fuente de abasto eran los acuíferos, es decir, agua subterránea. Sin embargo, los mantos freáticos se sobreexplotaron y ya no se pudieron volver a cargar.

Por eso, ahora usamos el agua del río Presidio que se almacena en la presa Picachos y de ahí se manda a las plantas potabilizadoras, tanques de almacenamiento, líneas y redes de distribución.

Hasta ahora, la principal estrategia de la Jumapam para asegurar el abasto de este recurso natural ha sido ampliar la infraestructura de distribución y almacenaje con la construcción y ampliación de plantas potabilizadoras, tanques de almacenamiento y de regulación. Sin embargo, la fuente generadora de agua sigue siendo la misma: el río.

El gerente general de la Jumapam manifestó que Mazatlán tiene agua regular garantizada hasta el año 2040, tiempo en que podría presentarse problemas de abasto.

Pese a ello, se seguirán autorizando cartas de factibilidad de servicios a las nuevas inversiones inmobiliarias, turísticas y hoteleras como hasta ahora porque «no se puede detener el desarrollo», declaró.

Notas relacionadas:

Mazatlán consume más agua de la que tiene; prevén crisis en 2030 y 2060

Deforestación daña los acuíferos que nos surten de agua

sequía
Mazatlán dejó se surtirse de agua subterránea porque los acuíferos se secaron. Ahora usamos aguas superficiales del río Presidio. Foto: Son Playas.

SEQUÍA SEVERA EN DATOS

  • El 24 de diciembre de 2020, el Diario Oficial de la Federación publicó la Declaratoria de Desastre Natural por la presencia de sequía severa en 14 de los 18 municipios del Estado de Sinaloa.
  • Los municipios declarados en sequía severa son: Angostura, Badiraguato, Culiacán, Elota, Escuinapa, El Fuerte, Guasave, Mazatlán, Mocorito, Rosario, Salvador Alvarado, San Ignacio, Sinaloa y Navolato.
  • las comunidades rurales de Mazatlán, afectadas por la ausencia de agua en pozos y tiros para consumo humano y animal son: El Chilillo, El Habal, Puerta de Canoas, Los Limones, Palmillas, Miravalles y El Armadillo. También se incluye El Potrero de Carrasco, El Moral, Los Zapotes, El Placer, Juantillos, El Salto y El Espinal.
Artículo anteriorAplican medidas en Isla Venados contra contagios y daños al área natural
Artículo siguienteProhíben consumo de moluscos en tres municipios de Sinaloa por biotoxinas