El Comité Ecológico Ciudadano El Gran Árbol, conformado por vecinos del fraccionamiento Jacarandas, solicitó ante el secretario de Desarrollo Sustentable del Estado la creación de un corredor y un parque ecológico en la orilla del arroyo Jabalines para beneficio de la comunidad.

Durante una reunión realizada al pie del Gran Árbol la mañana de este miércoles, el grupo de jóvenes y vecinos entregaron sus gestiones por escrito a Carlos Gandarilla García, titular de la dependencia.

En el documento se pide nuevamente su intermediación para que el gobierno estatal les informe cuál será el trazo y características de la segunda etapa del proyecto de revestimiento del arroyo Jabalines, así como las medidas de mitigación de los efectos que tendrá sobre la flora y fauna del lugar.

El comité ecológico ciudadano propone que la calle lateral poniente de ese cuerpo de agua, llamada Framboyanes, se arregle y se considere como una vía secundaria con banquetas amplias, áreas verdes, bancas y ciclovía hecha con material que permita filtrar el agua.

El Gran Árbol
La reunión se realizó al pie del Gran Árbol. Foto: Son Playas.

Parque ecológico

Debido a que en el fraccionamiento Jacarandas no hay áreas verdes, también se plantea que el lote baldío que se ubica al sur del fraccionamiento, un lado del arroyo, se convierta en un parque ecológico.

«A sido una preocupación de habitantes de Jacarandas el no contar con áreas verdes porque a las existentes se les cambió su uso», señala el documento.

Por la misma razón, quienes integran el colectivo del Gran Árbol se han manifestado a favor de que se conserve el resto de los árboles que se ubican a lo largo del arroyo Jabalines, que suman un total de 102 ejemplares, entre los que se encuentran capiros, palmeras, cacalosuchil, laureles, olivos, guajes y mangos, entre otros.

arroyo Jabalines
Otros 102 árboles se encuentran en el tramo del arroyo que será revestido. Foto: Son Playas.

La respuesta

Carlos Gandarilla mencionó que planteará las propuestas de los vecinos ante el gobernador del estado y el secretario de obras públicas para ver la posibilidad de que puedan llevarse a cabo de la mano de las autoridades municipales.

Manifestó que el revestimiento del arroyo Jabalines es necesaria para la seguridad de las colonias colindantes; sin embargo, también es importante recuperar las especies vegetales que se han perdido en las colonias aledañas a ese cuerpo de agua mediante la reforestación.

Respecto a los árboles que aún quedan a la orilla del cauce, se tratará de talar el menor número posible y sustituir aquellos que no se puedan salvar.

«Vamos a proteger el mayor número de especies posible», apuntó.

Como muestra del compromiso, se entregaron 20 árboles de un total de 300 que se entregarán para labores de reforestación y se realizó una plantación.

Mazatlán
Plantación de árbol. Foto: Son Playas

No conoce el proyecto

El titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del Estado de Sinaloa, Carlos Gandarilla, dijo que no conoce cuáles han sido o serán los efectos del proyecto de revestimiento del arroyo sobre la flora y fauna del arroyo Jabalines.

«Nosotros no conocemos el proyecto de la afectación que se pueda estar generando; sabemos que el trámite se realizó en tiempo y forma», dijo en entrevista.

Reconoció que la obra pública y privada requieren de una manifestación de impacto ambiental y que la cobertura forestal que se pierde a causa de los proyectos debe recuperarse, de acuerdo a lo que marca la Ley General de Equilibrio Ecológico.

Arroyo Jabalines
La maquinaria continúa trabajando. Foto: Son PLayas

Detalles del encuentro

Durante el encuentro, David Ocampo Peraza, enumeró las propuestas del Comité Ecológico Ciudadano El Gran Árbol y señaló las problemáticas ambientales de la zona, incluyendo la falta de áreas verdes y la frecuente descarga de aguas negras.

Por su parte, Fernando Manjarrez, otro de los integrantes, recordó que la organización ciudadana se originó con la defensa del árbol de más de 40 años iniciada por el joven Kevin Alberto Elías, quien su vez fue apoyado por otros jóvenes y vecinos del fraccionamiento Jacarandas que se oponen a su tala.

Uno de ellos es Juan Patrón, quien también tomó el micrófono para referir que de acuerdo a ONU Hábitat, las áreas verdes son consideradas como zonas de reactivación económica y social en el contexto de la crisis generada por la pandemia de Covid-19

Después de la reunión y de la plantación simbólica, se recorrió un tramo del arroyo y se mostró el predio baldío que e propone convertir en un parque.

Arroyo Jabalines Mazatlán
Se estableció el compromiso de rescatar la mayor cantidad de árboles posible y gestionar los proyectos propuestos por el comité ciudadano. Foto: Son Playas.

Notas relacionadas:

Nace el proyecto “El Gran Árbol” en arroyo Jabalines

Se oponen a tala de árbol en arroyo Jabalines

Artículo anteriorAnalizan los cambios en política pesquera nacional
Artículo siguienteLimpieza de playas; el cuento de nunca acabar