La iniciativa presentada en la Cámara de Diputados señala que se trata de una medida urgente ante la incontenible contaminación por colillas de cigarros. Aquí te decimos de qué se trata.

El pasado 13 de octubre se presentó una iniciativa en la Cámara de Diputados que pretende prohibir que las personas fumen en las playas, en la zona federal marítimo terrestre y en áreas naturales protegidas.

También se contempla impedir que se comercialice, done, exhiba, suministre o distribuya gratuitamente cualquier producto del tabaco, por lo que se les considerará espacios 100% libres de humo.

Con ese fin, la iniciativa presentada por los grupos parlamentarios del PVEM y Morena, reforma y adiciona diversas disposiciones a la Ley General para el Control del Tabaco, específicamente en los artículos 6, 16 y 17.

¿Por qué no se debería fumar en playas?

Aunque son físicamente pequeñas, las colillas de cigarro que se arrojan en espacios públicos, playas y áreas naturales envenenan el ambiente debido a que están hechas de acetato de celulosa, un plástico que tarda más de una década en degradarse, además de componerse de filtros que contienen sustancias químicas peligrosas como arsénico, plomo y nicotina, las cuales funcionan como insecticidas.

Según informes de The Ocean Conservancy, las colillas son uno de los principales contaminantes de las costas a nivel mundial y una amenaza para la vida marina. En septiembre de 2019, esa organización internacional recolectó 4.2 millones de colillas de cigarrillo durante una jornada de limpieza realizada en 116 países.

“Los biólogos de campo y los rehabilitadores de vida silvestre encuentran habitualmente colillas en los intestinos de aves marinas, tortugas marinas, peces y delfines muertos o enfermos”, señala la organización en uno de sus reportes.

¿Por qué proteger las playas y áreas naturales?

La iniciativa señala que las playas, al ser uno de los principales atractivos turísticos en nuestro país, se han convertido en un blanco fácil de explotación comercial, trayendo como consecuencia la degradación de sus recursos naturales. Lo mismo ocurre con las montañas, selvas y desiertos.

“Por décadas hemos explotado los ecosistemas al punto de no retorno; el crecimiento poblacional limita cada vez más el mantenimiento de espacios verdes; la expansión de desarrollos inmobiliarios presiona constantemente la capacidad de carga de nuestras costas; el desarrollo de actividades y comercios que, aunque se encuentren legalmente establecidos, poco han abonado a la descontaminación de dichas áreas”, señala el documento que se encuentra disponible en la Gaceta Parlamentaria.

La riqueza natural, conjugada con nuestro gran legado histórico y cultural, representa la base para que miles de turistas, tanto nacionales como internacionales, visiten año con año nuestro país. Por lo tanto, se considera que la protección ambiental de estos espacios es fundamental para que el turismo se consolide, contribuya al desarrollo económico y al bienestar para la población.

“Ante la incontenible contaminación por el aumento de colillas de cigarros en nuestras playas, zona federal marítimo-terrestre y áreas naturales protegidas, tenemos la necesidad imperiosa de poner un verdadero alto a esta situación por considerarse una emergencia ambiental que requiere de nuestra atención”, señala la iniciativa.

colillas
Las colillas de cigarro son uno de los principales contaminantes del océano. Foto: Son Playas.

Artículo 6. Para efectos de esta ley se entiende por

X. Espacio 100 por ciento libre de humo de tabaco: El área física cerrada con acceso al público, todo lugar de trabajo interior, de transporte público, las playas, la zona federal marítimo-terrestre y las áreas naturales protegidas, en las que por razones de orden público e interés social y ambiental queda prohibido fumar, consumir o tener encendido cualquier producto de tabaco;

Artículo 16. Se prohíbe

VII. Comerciar, vender, distribuir gratuitamente o exhibir cualquier producto del tabaco en playas, zona federal marítimo-terrestre y áreas naturales protegidas.

Artículo 17. Se prohíben las siguientes actividades:

IV. El comercio, distribución, donación, regalo, venta y suministro de productos del tabaco en playas, zona federal marítimo-terrestre y áreas naturales protegidas.

Notas relacionadas:

Publican guía para disfrutar la playa de forma responsable

Senado reforma ley para garantizar libre acceso a playas

Municipio de Mazatlán quiere administrar las playas

Artículo anteriorAumentan residuos electrónicos durante pandemia
Artículo siguienteSe olvidan del Semáforo de Playas