Tala de mangle en Mazatlán
En agosto de 2019 se taló un tramo de mangle en el arroyo jabalines. Foto: Son Playas

Los investigadores Ana Carolina Ruiz Fernández y Joan Albert Sánchez Cabeza, presentaron los resultados de su investigación sobre el carbono azul en Mazatlán en la conferencia “Carbono Azul: Una estrategia para mitigar el cambio climático”

Los mangles, al igual que las marismas y las praderas de pastos marinos, son los tres tipos de ecosistemas costeros intermareales que más acumulan carbono azul, indicó Ana Carolina Ruiz Fernández, investigadora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

Explicó que estos hábitats logran capturar el carbono y mantenerlo “secuestrado” en el suelo. No obstante, al ser destruidos es liberado y se convierte en dióxido de carbono, afectando el ecosistema y sumándose al cambio climático.

“Cada vez que nosotros decidimos talar un mangle estamos destruyendo los inventarios de carbono y estamos contribuyendo al cambio climático […] Cada vez que destruimos un bosque, talamos un manglar o rellenamos una marisma, empeoramos el panorama”

Ruiz Fernández.

Informó que este tipo de ecosistemas representa el 1.5 por ciento de todo el océano y sin embargo, con esa extensión tan reducida, contribuyen con más del 50 por ciento del carbono orgánico almacenado en los sedimentos oceánicos.

tala de mangle en Mazatlán
Los manglares son uno de los ecosistemas costeros que más acumulan carbono.
Foto: Son Playas.

¿Qué es el carbono azul?

Se le da ese nombre al carbono orgánico que captan y almacenan los ecosistemas costeros de manglar, pastos marinos y marismas. Su capacidad de captar y almacenar carbono es superior al de los ecosistemas terrestres. Sin embargo, su pérdida y degradación son causadas principalmente por la urbanización costera y la contaminación de los cuerpos de agua; los cambios en la cobertura y uso de suelo asociados a la acuacultura, ganadería y agricultura; la falta de sedimentos suspendidos y el exceso de nutrientes. También se ven afactados por el estrangulamiento de las costas; la construcción de infraestructura portuaria; el turismo; el incremento del nivel medio del mar, y los eventos climáticos extremos, según reportes de la Semarnat.

El mangle es barrera protectora

Comentó que el puerto de Mazatlán es rico en manglares, aun así, la tala ilegal de estos ecosistemas continua, siendo propiciado por una falta de conocimiento sobre los beneficios que estos traen a la población.

“No es culpa del manglar que inunde, está ahí precisamente porque se inunda. Nosotros somos los que no deberíamos estar asentándonos en esas zonas”, aseveró Ana Carolina Ruiz Fernández.

Indicó que la devastación en estos ecosistemas es hasta 5 y 10 veces es más frecuentemente la tala que en los bosques continentales, templados y tropicales.

Además de fungir como barrera, los manglares gozan de una gran diversidad de especies que son de suma importancia para algunas actividades económicas; peces, aves, reptiles, anfibios, mamíferos y crustáceos habitan y se reproducen en ese hábitat.

El cambio es ahora

El doctor, Joan Albert Sánchez Cabeza, señaló que actualmente estamos resintiendo los efectos del cambio climático; en Mazatlán el aumento del nivel del mar es inminente.

“El derretimiento de los polos, provocado por los gases de efecto invernadero, está provocando que el nivel del mar siga subiendo, de manera muy rápida […] En el año 2050 como pueden ver, si todo sigue igual, la zonas inundables de Mazatlán están directamente bajo el riesgo de estar bajo el agua”.

Joan Albert Sánchez

Agregó que el mar es importante pues este absorbe el 30 por ciento del dióxido de carbono, pero en los últimos años el ser humano a través de la contaminación ha ‘inyectado’ un exceso de este elemento, provocando la acidificación del mar.

“El PH del mar empieza a bajar, y ya está bajando […] Estamos en una del planeta donde ya está pasando y nos podremos seguir bañando, pero hay muchas especies que no podrán avanzar debido a esto y este cambio es global”.

Por ello, aseveró que es necesario que el estilo, así como el sistema producción, sea modificado con el fin de conseguir mitigar estas consecuencias que podrían llevar a la población a un final catastrófico.

Siendo los menos afortunados, señaló, los primeros en resentir el cambio, ya que estos difícilmente pueden acceder a aparatos electrodomésticos que les ayuden a mitigar las altas temperaturas que seguirán en aumento.

Cambiar las leyes

María Lourdes SanJuan Gallardo, directora de Ecología y Medio Ambiente, señaló que el problema de la tala ilegal de mangle en Mazatlán es que se realiza en horarios donde no se puede intervenir o detener a los que lo cometen, sumándose la falta de atribuciones legales para poder detener a los implicados.

“Todos sabemos que esta prohibidísimo, sin embargo esto se hace durante la noche y la madrugada y desgraciadamente se sigue rellenando alrededor del estero del infiernillo. Nosotros recibimos quejas y denuncias, sin embargo no tenemos atribuciones sobre este tipo de actividades”

Lourdes SanJuan Gallardo.

Enfatizó que es necesario cambiar la normatividad para tener injerencia y poder proteger estos ecosistemas; actualmente el Estero del Infiernillo mide el 10 por ciento de lo que hace 60 años y el problema no se detiene.

Agregó que es necesario que tanto la autoridad como el sector privado, tome en cuenta que al proteger estos ecosistemas, estamos beneficiando al puerto de Mazatlán, por lo que es necesario evitar poner los intereses particulares sobre el bienestar común.

Antecedente reciente

El viernes 23 de agosto de 2019 se reportó la tala de mangle en el arroyo Jabalines en un tramo de 948 metros. En 2018, el Gobierno del Estado colocó lozas de concreto en un tramo de 580 metros lineales previamente deforestados. En ambos casos, se argumentó que el retiro de mangle se realizó para reducir el riesgo de inundaciones y por razones sanitarias.

Artículo anteriorExhibirán documental sobre ballenas en Mazatlán
Artículo siguienteUrge construir una nueva democracia ambiental: Lucie Sauvé

1 COMENTARIO

Comments are closed.