Más
    InicioDestacadoEl Cerro del Crestón está lleno de vida y hay que protegerla:...

    El Cerro del Crestón está lleno de vida y hay que protegerla: investigador

    -

    Un mapa de la plataforma naturalista muestra un Cerro del Crestón tapizado de marcas de colores. Son todos los avistamientos de flora y fauna registrados en la plataforma iNaturalistmx por aficionados y profesionales.

    Diego Barrales Alcalá es uno de esos observadores profesionales. Biólogo especialista en artrópodos, con más de 169 mil seguidores en Twitter @Arachno-Cosas, ha realizado diferentes monitoreos en el área donde se localiza el faro natural más alto del mundo. El más reciente fue entre septiembre y diciembre de 2023.

    “Hay mucha información, afortunadamente disponible, respecto a la diversidad presente en el faro, así como en otras partes de Mazatlán. Esta información es abierta, es pública, es información que proviene de diferentes fuentes y realmente es rastreable”, señala Barrales.

    Junto con sus avistamientos, de acuerdo con la plataforma iNaturalistmx, en la cuenta del Parque Natural Faro Mazatlán, en el área se han realizado 13 mil 956 observaciones, de mil 226 especies, de las cuales mil 199 se identificaron. Todo esto enriquecido por 613 observadores. El Cerro del Crestón está lleno de vida.

    Faro Mazatlán
    De acuerdo con la plataforma iNaturalistmx, en la cuenta del Parque Natural Faro Mazatlán, en el área se han realizado 13 mil 956 observaciones, de mil 226 especies. Imagen: iNaturalist.

    La construcción de una tirolesa en el Cerro del Crestón ha desatado polémicas en las que personajes públicos aseguran que no hay flora ni fauna en el cerro; sumado a que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) emitida por las autoridades señala que en el área donde se realizará la obra no hay flora o fauna a afectar.  

    “Uno entiende que algunas veces se nos complica el poder dar crédito de que, en las ciudades, en los entornos urbanos o semiurbanos, puede haber una diversidad enorme. Sin embargo, está ahí”, alerta el investigador.

    La consecuencia de no voltear a ver la diversidad presente, especialmente cuando son especies muy pequeñas, es permitir que sean destruidos los lugares donde se está desarrollando.

    “Sin embargo, realmente lo que es megadiverso se encuentra en las cosas pequeñas. Por ejemplo, si no tuviéramos a los insectos, difícilmente se podrían polinizar la mayoría de las flores y si no se polinizaran la mayoría de las flores, no podríamos tener toda esta riqueza y esta abundancia de recursos que otros animales utilizan. Por ejemplo, los frutos que se llegan a comer algunas aves, que se llegan a comer algunos reptiles”, ejemplifica.

    De izquierda a derecha: Escarabajo tortuga (Deloyala lecontei) y catarinas sin manchas género Cyclonedan, crédito: Diego Bnarrales. Araña tejedora espinosa (Gasteracantha cancriformis), crédito: Jane Hartman/iNaturalist. La imagen inferior corresponde a una araña saltarina (Habronattus aztecanus), crédito: Diego Barrales/iNaturalist.

    Y en el Cerro del Crestón está presente todo este ensamblaje de diversidad. Todos los insectos, que son parte de su especialidad pueden ayudar y no solamente como polinizadores, sino también como presa de otros animales.

    “En el faro existe una diversidad enorme de organismos y esta diversidad pues obviamente nos habla de un ecosistema que se ha mantenido funcionando, que se ha mantenido de alguna manera saludable. Y justo en este momento, cuando se están iniciando obras, al pasar por alto el reconocimiento de esta diversidad, pues la ponen en riesgo”.

    Diego Barrales

    La intención de una Manifestación de Impacto Ambiental, señala, es que se puedan analizar, caracterizar, todas estas relaciones y también la presencia de especies, cómo es el entorno donde se están desarrollando.

    Por el contrario, si la MIA expresa que no existe la vida e incluso “que el cerro está pelón”, cita, obviamente no va a haber ningún tipo de cuestión de mitigación y la creencia será que no pasa nada si se construye o no, si se tira o no.

    “Sin embargo, si se reconoce, si abres los ojos, ves lo que está en el Cerro del Crestón, toda esta diversidad de especies, algunas de ellas que están dentro de la norma 059 SEMARNAT-2010, en algún tipo de categoría de riesgo. Entonces se tendría que tener un cuidado muy particular para evitar romper las relaciones, el equilibrio del entorno”, expresa.

    También lee: Tirolesa Mazatlán ¿En qué consiste el proyecto que ya se levanta en el Cerro del Crestón?

    Tirolesa Mazatlán
    Aguililla Gris Buteo plagiatus. Foto de Patricia Hernández/iNaturalist.

    Las primeras afectaciones

    El área donde se está trabajando la tirolesa ya muestra afectaciones más allá de lo que su edificación representa. Fotografías muestran cómo se está desechando el cascajo hacia el acantilado, sobre los árboles y arbustos que están fuera del espacio de construcción.

    “Están rompiendo el equilibrio, dañando a la flora, a la fauna del lugar. Obviamente es una autoridad que no ve o que no reconoce que existe la diversidad presente en un sitio, poco va a hacer para protegerlo”, señala Barrales.

    En esas imágenes también se ve cómo los trabajadores están laborando sin casco, sin líneas de vida, pese a encontrarse en un acantilado.

    “Yo me imagino que esa seguridad e higiene debería llamar la atención a la Secretaría de Trabajo. Otra cosa que está ausente es los baños, no hay baños, no hay letrinas allá arriba. Entonces yo imagino que los trabajadores tienen que hacer sus necesidades en el acantilado”, señala.

    También lee: ASIPONA dio concesión por 20 años para Tirolesa Mazatlán

    Cerro del Crestón
    Vista superior del Cerro del Crestón, en donde se construye una tirolesa. Foto: Parque Natural Faro Mazatlán.

    «Volteen a ver al Cerro del Crestón»

    Diego Barrales hace un llamado a las personas responsables de la obra, a las autoridades y a los mazatlecos.

    “Vale la pena que volteen a ver, tanto las personas encargadas de la obra como las personas que han aportado los permisos, pero también especialmente toda la sociedad, volteen a ver lo que está presente”, invita.

    El Cerro del Crestón es mucho más que el sendero por el que pasan miles de personas, destaca.

    “Muchas veces subimos el faro, vamos a hacer ejercicio, vemos las increíbles panorámicas que nos da en la punta, pero poco nos detenemos a ver qué es lo que está ahí presente”, detalla.

    Ese camino marcado es pequeño, el cerro es mucho más grande.

    “Por ejemplo, hay personas que saben que hay una cueva en la parte posterior, por así decirlo, pero posiblemente muy pocas sepan que ahí vive una colonia de murciélagos y eso es porque no tenemos acceso a ese tipo de lugares”, comparte.

    Fuera del sendero, hay una gran cantidad de espacio donde la gente no transita, pero está lleno de vida, de árboles, arbustos, flores, plantas medicinales, animales, insectos.

    “Todo esto forma parte de la riqueza de la sociedad mazatleca, esto forma parte de lo que es la cultura en Mazatlán. Eso también es cultura y si no lo protegemos, pues estamos perdiendo algo muy importante para la sociedad. Que la gente sepa que eso de que el cerro está pelón y que no hay vida, no es cierto”, finaliza.

    Son Playas

    GALERÍA

    Faro Mazatlán
    Mariposa Átomo Hemiargus ceraunus. Foto de Eber Barraza/iNaturalist.
    Cerro del Crestón
    Iguana Mexicana de Cola Espinosa (Ctenosaura pectinata). Foto: Isabel Soria/iNaturalist.

    “En el faro existe una diversidad enorme de organismos y esta diversidad pues obviamente nos habla de un ecosistema que se ha mantenido funcionando, que se ha mantenido de alguna manera saludable. Y justo en este momento, cuando se están iniciando obras, al pasar por alto el reconocimiento de esta diversidad, pues la ponen en riesgo”.

    Diego Barrales
    Crestón
    Centzontle Norteño (Mimus polyglottos). Foto de Patricia Hernández/iNaturalist.
    Cerro del Crestón
    Colibríes pico ancho y opaco género Cynanthus. Foto de Patricia Hernández/iNaturalist.
    Cerro del Crestón
    Palo Sapo Bunchosia palmeri. Foto de Eber Barraza/iNaturalist.

    Notas relacionadas:

    Continúa el abandono de gatos en el Faro pese a esfuerzos por erradicarlo

    Controlarán población de gatos del faro para proteger a fauna nativa