El lunes 20 de julio entró en vigor la prohibición de la venta, distribución o entrega de popotes y bolsas de plásticos no biodegradables para el manejo de mercancías en establecimientos comerciales de Sinaloa. Y aunque ya transcurrieron 150 días naturales para su aplicación, se darán otros tres meses de tolerancia a los negocios antes de empezar a sancionar a quienes incumplan con la disposición.

Esta medida restrictiva solo aplica a los diversos giros comerciales, desde tiendas de abarrotes y mercados, hasta grandes cadenas comerciales. La ciudadanía, por su parte, podrá seguir utilizando las bolsas plásticas para recolectar la basura como usualmente ocurre.

Los establecimientos podrán ofrecer bolsas y popotes siempre y cuando sean biodegradables y cuenten con una certificación que avale su composición.

Esta restricción no aplica para los plásticos utilizados para fines médicos y las bolsas que por sanidad e inocuidad de los alimentos sean utilizadas para productos a granel.

Les dan tres meses más de tolerancia

La diputada Roxana Rubio Valdez, informó que se tomó el acuerdo de otorgar tres meses adicionales para socializar la nueva prohibición antes de que la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) empiece a sancionar por incumplimiento.

Al respecto, el titular de la secretaría, Carlos Gandarilla, informó que se decidió aplicar este periodo de tolerancia dado a que muchos comercios tuvieron un periodo de inactividad económica derivado de la pandemia por Covid-19, lo que también impidió hacer una adecuada difusión de las nuevas disposiciones legales.

En algunos casos, dijo, el margen de espera será menor, dependiendo de las características del negocio.

De cualquier forma, a partir del 20 de julio se iniciaron las visitas de inspección aleatorias a los grandes establecimientos generadores de plásticos y se realizaron amonestaciones a quienes no han realizado el cambio de bolsas y popotes de plástico por materiales biodegradables. Esos establecimientos serán visitados de nuevo para verificar que cumplan con la obligación y en caso contrario se procederá a la sanción económica que puede ir de los 90 a los 900 mil pesos.

¿Cómo se garantiza que los materiales son biodegradables?

De acuerdo a la nueva disposición legal, los popotes y bolsas biodegradables deben estar certificados por la Entidad Mexicana de Acreditación, instancia de gestión privada que tiene como objetivo acreditar el desempeño y buenas prácticas de los laboratorios, organismos de inspección y validadores de emisiones de gases de efecto invernadero, así como aquellos que realizan mediciones químicas, entre otros.

El objetivo es garantizar que los productos sean al menos 90 por ciento biodegradables.

¿En dónde se compran los productos biodegradables?

Carlos Gandarilla, informó que la Secretaría de Economía, en coordinación con el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (Codesin), elaboró un listado de 26 empresas proveedoras que importan y distribuyen productos desechables biodegradables en el país. Los establecimientos comerciales pueden adquirir sus productos en cualquiera de esas firmas.

“A nosotros no nos importa a quién se los compren  siempre y cuando  cumplan con la certificación de origen”, señaló Carlos Gandarilla.

Siguientes etapas

Los desechables y unicel (poliestireno expandido) serán prohibidos 2021, al igual que los popotes que vienen anexos a los envases de tetrapack. El unicel sólo se podrá utilizar para su uso en la industria de la construcción y los embalajes de grandes mercancías.

A partir del primero de enero de 2025 los envases de bebidas deberán estar fabricados con al menos un 25 por ciento de material reciclado, cantidad que deberá ser del 30 por ciento mínimo a partir del primero de enero de 2028.

  • La prohibición de popotes y bolsas de plástico, desechables y unicel fue aprobada el 23 de enero del presente por el Congreso del Estado de Sinaloa con la reforma de la Ley de Residuos y de la Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable.
  • La primera etapa entró en vigor el lunes 20 de julio y aplica para los popotes y bolsas de plástico. Los desechables y unicel (poliestireno expandido) serán prohibidos 2021.
  • De acuerdo al dictamen, Sinaloa es la entidad número 23 de México en prohibir plásticos no biodegradables y unicel.
  • El gobierno estatal se encargará de vigilar a los grandes establecimientos, cuyas instalaciones son superiores a los 500 metros cuadrados. El resto de los comercios deben ser inspeccionados por los Ayuntamientos.

Lee también:

Quieren que se prohíba el uso de plásticos en Mazatlán

Tirar desechos al drenaje daña la salud y medio ambiente

Artículo anteriorElefante marino visita Isla de la Piedra en Mazatlán
Artículo siguienteIsla Venados tiene reglas para visitantes