La fuga proviene de un colector dañado que capta las aguas negras de la zona de mayor crecimiento turístico e inmobiliario de Mazatlán; la reparación iniciará este semana, informó la Jumapam.

El Estero del Yugo y un tramo de playa Cerritos han estado recibiendo descargas de drenaje desde hace aproximadamente un mes debido a que el colector de aguas negras de la zona colapsó y no se ha reparado. En el sitio de las descargas el color del agua es negra, el olor es putrefacto y se observan peces muertos.

El estero conecta con en mar, pero cuando la marea esta baja, la mancha de agua negra y maloliente queda estancada. A unos pocos metros de distancia hay negocios con venta de alimentos y hoteles. Para entrar a la playa, los visitantes deben brincar los escurrimientos del drenaje que provienen del interior del fraccionamiento Las Quintas y de una alcantarilla ubicada sobre la avenida Cerritos.

Los peces que entran al estero con la marea alta mueren porque la materia orgánica que llega en altas cantidades a través de las descargas provocan la disminución de los niveles de oxígeno en el agua y porque al descomponerse, liberan amoniaco y ácido sulfhídrico, gases que resultan tóxicos para diversas especies acuáticas. En los humanos, estos gases pueden llegar a causar dolor de cabeza y nauseas dependiendo de la cantidad y tiempo de exposición.

Federico Páez Osuna, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, explicó que la mortandad de peces en un cuerpo de agua ocurre cuando el problema de contaminación ya es muy alto o prolongado, afectando también a otros organismos que no vemos a simple vista y que no tienen la capacidad de nadar y escapar, tal es el caso de moluscos y algunos crustáceos.

Estero del Yugo
Aguas negras y peces muertos en el Estero del Yugo. Foto: Raquel Zapien/Son Playas.

El especialista en contaminación acuática consideró que en la medida en que se mantengan las descargas de drenaje, se deteriorará la calidad del agua de todo el estero porque los contaminantes se irán acumulando en el sedimento. En esas condiciones, el Estero del Yugo podría tardar meses en sanearse con el flujo de las mareas.

«Si cesan las emisiones de aguas negras, al estero le va a llevar para poderse recuperar fácil entre dos y tres meses», mencionó.

Desde el año pasado se han reportado fugas en el mismo lugar y en diferentes fechas. En esta ocasión, el problema se agudizó y las descargas se han mantenido de forma constante al menos en el último mes, según informaron trabajadores del área.

Colapsa colector de aguas negras

El gerente general de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán (Jumapam), Luis Gerardo Núñez Gutiérrez, informó que las fugas se deben a que el colector Cerritos, con una antigüedad de aproximadamente 60 años, ya se colapsó. Pero ese no es el único problema, pues el ducto se encuentra debajo de torres, residencias y hoteles que en años anteriores fueron cimentados sobre el derecho de vía.

«El colector ya estaba y todo mundo se puso arriba de él», señaló.

Para resolver el problema de fondo, explicó, se debe reponer todo el colector y reubicarlo de lugar, debajo de la avenida Cerritos; obra que requiere una inversión de entre 50 y 60 millones de pesos, incluyendo el proyecto ejecutivo y su ejecución.

Por lo pronto, se reparará un tramo de 30 metros que se encuentra debajo de las banquetas del fraccionamiento Las Quintas a más de cinco metros de profundidad, con una inversión de dos millones de pesos. Por tratarse de una obra emergente, fue asignada de forma directa a la constructora Michell para que empiece a trabajar esta semana, precisó.

drenaje en el Estero del Yugo
Una de las descargas al estero. Foto: Raquel Zapien/Son Playas.

La obra de reparación estará a cargo del Ayuntamiento y no fue posible iniciarla antes porque los conflictos suscitados entre los integrantes del cabildo retrasaron el proceso para acceder a los recursos económicos y solventar los gastos, comentó Núñez Gutiérrez sin ahondar en el tema.

Como paliativo, la Jumapam ha estado depositando sustancias biológicas en el Estero del Yugo para acelerar el proceso de biodegradación de la materia orgánica.

«Nosotros hacemos lo que podemos, pero muchas cosas no están en nuestras manos», concluyó.

Estero del Yugo, área de conservación ecológica

El Estero del Yugo es un área de conservación ecológica de once hectáreas que incluyen dos lagunas y un pequeño parche de selva baja caducifolia. En 1997, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales concedió este polígono al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) para realizar programas de educación ambiental e investigación ecológica a través de un acuerdo de destino. Desde entonces, el Estero del Yugo se convirtió en la única laguna costera de la ciudad cuyo destino es la conservación. Sin embargo, actualmente se ve amenazada por las descargas contaminantes, el avance de los desarrollos inmobiliarios y las alteraciones a su cuenca hidrológica.

Galería

Estero del Yugo
La boca del Estero del Yugo se ubica en playa Cerritos.
Estero del Yugo
A los costados de la boca del Estero del Yugo se encuentra un hotel y un fraccionamiento. Foto Raquel Zapien-Son Playas
Peces muertos
Lisas, mojarras y pargos murieron por la contaminación del estero. Foto: Raquel Zapien/Son Playas.
drenaje
Escurrimiento de aguas negras que atraviesa el acceso al área de playa. Foto: Raquel Zapien/Son Playas.
alcantarilla
Aguas negras salen de una alcantarilla de la avenida Cerritos y fluyen hasta el acceso de playa. Foto: Raquel Zapien/Son Playas.
Estero del Yugo
Un trabajador de Jumapam vierte una sustancia biológica para oxigenar el agua en una de las descargas de drenaje. Foto: Raquel Zapien/Son Playas.

Te puede interesar:

Dependemos de la costa, pero ¿su uso es sostenible?

Salvar los bosques, el urgente llamado de la cumbre climática

Agua turbia es por deforestación: Jumapam y Conselva

Artículo anteriorDe la ambición al desencanto. Los 7 puntos clave de la COP26
Artículo siguientePlaya Pinitos será libre de humo, plásticos, desechables y vidrio