Durante el 2021 las playas de Mazatlán recibieron una inusual visita: una tortuga prieta que depositó sus huevos en ocho ocasiones. Esta especie es poco común en nuestras playas que por lo general son sitio de anidación de tortugas golfinas.

Pero no es la primera vez que esa tortuga prieta nos visita. En el 2016 anidó en el puerto, según consta en la placa que fue colocada en su aleta por personal del  Programa de Protección Permanente a las Tortugas Marinas de Acuario Mazatlán con la serie GT-7482. Cinco años después, se le volvió a ver.

La especie, cuyo nombre científico es Chelonia midas, salió en diez ocasiones y desovó en ocho un total de 502 huevos este año. De esos, 273 crías han sido liberadas y aún quedan 147 huevos por eclosionar.

José Barrón, coordinador del programa, informó que el ejemplar ha frecuentado el mismo tramo de playa en los dos años en que se le logró detectar, ubicado sobre la avenida Del Mar, entre el edificio Miramar y el centro nocturno Maracuyá.

“Incluso este año nos tocó ver que la hembra salió a anidar en dos ocasiones precisamente en el mismo agujero que había cavado la primera vez”, comentó.

Si bien las hembras suelen regresar a anidar en la misma playa, en esta ocasión el ejemplar desovó exactamente en el mismo sitio después de cinco años, lo cual nunca se había registrado con otra tortuga, añadió.

tortuga marina
Crías de tortuga prieta durante su liberación en playa de Mazatlán. Foto: José Barrón.

Nidos y crías 2021

Es entre julio y noviembre cuando se registra la temporada alta de arribos de tortugas marinas en el Pacífico mexicano. Con el descenso de temperaturas, la anidación disminuye.

A través del Programa de Protección Permanente a las Tortugas Marinas, que opera formalmente desde 1991, se identifican los nidos, se rescatan los huevos para protegerlos de los depredadores, se incuban en las instalaciones del acuario y cuando las crías nacen son liberadas.

El coordinador del programa informó que este año se superó el número de nidos recuperados y de crías comparativamente a los dos años anteriores. Hasta el pasado 30 de noviembre, fecha en que se dio por concluida la temporada alta y los recorridos nocturnos por parte del acuario, se habían protegido Mil 170 nidos de la especie golfina (Lepidochelys  olivacea) principalmente, con 110 mil 105 huevos en total. En ese entonces, ya se habían liberado 87 mil 83 crías.

Aun cuando se trata de especies protegidas, los quelonios siguen estando expuestos a la depredación, sobreexplotación y contaminación de las costas. El mismo peligro corren las especies golfina y prieta que desovan en Mazatlán, como las carey y caguama que se acercan a alimentarse a la bahía, a la altura de las tres islas, mencionó José Barrón.

De 1991 a noviembre 2021 en el acuario se han logrado proteger  17 mil 309 nidos, con un total de 1 millón 603 mil 206 huevos y se han liberado 1 millón 274 mil 530 crías en Acuario Mazatlán, según datos del organismo.

tortugas marinas
Crías de tortuga golfina y prieta durante una liberación. Foto: Raquel Zapien/Son Playas
tortuga marina
Crías de tortuga prieta. Foto: José Barrón.

DATOS

  • La tortuga prieta se distribuye en los mares tropicales del mundo. En México se encuentra en la costa del Pacífico desde Baja California y Sonora hasta Chiapas y en la Costa del Atlántico desde Tamaulipas hasta Quintana Roo. Se distingue de otras especies de tortugas marinas porque el caparazón tiene forma de corazón.
  • Los sitios de anidación más importantes de esta tortuga en el Pacífico mexicano son en las playas de Colula y Maruata en el estado de Michoacán y en las Islas Clarión y Socorro del Archipiélago de Revillagigedo, Colima. En la costa del Atlántico mexicano las playas más importantes de anidación son en el estado de Quintana Roo y en la Playa Raudal en el estado de Veracruz para el Golfo de México y el Caribe.
  • Pese a los esfuerzos de conservación, todas las especies de tortuga marina en México enfrentan amenazas como la pesca y recolección de huevos ilegalmente, la pesca incidental, la contaminación de mares y playas y la pérdida de playas de anidación por el desarrollo turístico, que las siguen poniendo en riesgo y que no han permitido que sus poblaciones se recuperen totalmente.

Fuente: Enciclovida/Conabio

También lee:

Tu basura podría matar peces, tortugas y aves

Bolsas de plástico: las falsas medusas del mar que matan tortugas

¿Quieres ver ballenas? Primero ve esto

Artículo anteriorPresa Picachos surte a Mazatlán de lodos
Artículo siguienteVeneno en MI AGUA