La bióloga María de los Ángeles Cruz Morelos, Responsable del Departamento Educativo de Acuario Mazatlán por más de 26 años, recibió un homenaje póstumo tras fallecer el pasado 30 de agosto del presente año, a los 74 años de edad.

La maestra Ángeles, como le llamaban sus compañeros y amigos, fue recordada como una entusiasta e incansable educadora ambiental que llevó el mensaje de la conservación a miles de niños y jóvenes, además de ser mentora de investigadores que hoy se desempeñan en distintos centros del país.

A partir de 1994, con el apoyo del departamento, puso en marcha el primer programa educativo enfocado a grupos escolares. Como parte de las múltiples actividades que estuvieron a su cargo destacan los encuentros regionales de la niñez por la conservación del Golfo de California, las aves y el jaguar, trabajo que trascendió a nivel nacional e internacional.

Se estima que cerca de medio millón de niñas y niños de la zona urbana y rural recibieron el mensaje de amor y respeto por la naturaleza a través de los encuentros y campamentos organizados por Ángeles Cruz Morelos, dijo Pablo Gerardo Rojas Zepeda, director del Acuario Mazatlán, durante el homenaje póstumo realizado hoy en el auditorio de la institución.

Su legado a favor de la conservación fue rememorado por compañeros de trabajo y representantes de diversas instituciones con las que colaboró, tal es el caso del Grupo Tortuguero de las Californias, Programa de Conservación del Jaguar, DIF, Zoológico de Guadalajara y Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional en Sinaloa. El reconocido biólogo mexicano, Juan Luís Cifuentes Lemus, se unió al reconocimiento póstumo a través de un mensaje de audio.

Su especial preocupación por la niñez, su capacidad para sumar voluntades, su sencillez y esfuerzo constante, fueron recordados en su honor.

Por su invaluable y generosa labor a favor de la educación ambiental, Acuario Mazatlán y las diferentes organizaciones con las que trabajó de la mano, entregaron un reconocimiento póstumo a Ángeles Cruz Morelos, el cual fue recibido por su hijo Ángel Guillermo Peña Hertz Cruz, quien agradeció el gesto y recordó cómo es que su madre dejó de dar clases en la Universidad de Guadalajara para dedicarse de lleno al programa educativo que la llevó a convertirse en uno de los pilares del citado organismo paramunicipal.


“Su lema siempre fue el de protección, ser amable con la naturaleza”, Víctor Flores, buzo Acuario Mazatlán.

“Una mujer excepcional de una gran calidad humana y sabiduría”, Raquel Briseño Dueñas, Grupo Tortuguero de las Californias.

“No le gustaba que le dieran el reconocimiento que merecía, pero todos sabíamos quién era nuestra cabeza, nuestro corazón en esto de vivir y de mejorar el lugar en dónde estamos” Sergio García, sistema DIF Federal.

“Nos dejas una tarea grande y profunda por un mundo mejor que el nuestro, por una esperanza mejor que la nuestra y una fortaleza que nos haga despertar de nuestro letargo”, Yamel Rubio Rocha, promotora de la conservación del jaguar en Sinaloa.


Te puede interesar:

Tu basura podría matar peces, tortugas y aves

El calentamiento global continúa, advierte reporte del IPCC

Turismo responsable y playas sostenibles sí es posible

Artículo anteriorSuministro de agua de Mazatlán es afectado por la deforestación
Artículo siguientePescadores sacan 2.6 toneladas de plásticos de Bahía Santa María, Sinaloa