La fuerza de las olas del mar terminó por derrumbar escalones y una barda hace más de un mes en un tramo de Playa Gaviotas; desde entonces escombros y varillas quedaron expuestos y son un peligro para quienes transitan por la zona. Usuarios y permisionarios del lugar reportaron otro problema más: existe el riesgo de que uno de los accesos a la playa se cierre.

Los inconformes están reuniendo firmas para solicitar por escrito a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que se impida la construcción de una barda perimetral en el terreno ubicado en la Zona Dorada, entre el Valentinos y el hotel Emporio, lo cual impediría el libre acceso a este espacio público, certificado como Playa Limpia desde el 2013 en modalidad recreativa. Dicha propiedad ha sido utilizada tradicionalmente como acceso a la zona federal marítimo terrestre.

Raquel Hernández León, quien desde hace 15 años vende mariscos en la playa, señaló que decidieron organizarse y presentar una queja formal después de que unos particulares se presentaron en el sitio para informarles que ya no podrán ingresar por ese predio porque se edificará una barda como parte de un proyecto inmobiliario. Incluso les pidieron un pago de cien pesos diarios por permitirles usar el espacio para la venta de mariscos y renta de sillas, según dijo.

Playa gaviotas
Aspecto de la playa afectada por la erosión. Foto: Son Playas

En el documento se advierte que un eventual cierre violaría el Reglamento para el Uso y Aprovechamiento del Mar Territorial, Vías navegables, Playas, Zona Federal Marítimo Terrestre y Terrenos Ganados al Mar que en su artículo 17 establece que los propietarios de los terrenos colindantes con dicha zona deberán permitir el libre acceso, cuando no existan vías públicas u otros accesos para ello, teniendo derecho al pago de una compensación.

«Los intereses privados no pueden estar por encima del interés público. Por ello les solicitamos no autorizar esta obra que además atenta contra la normatividad arriba citada», dice la carta dirigida a Semarnat, al alcalde Luis Guillermo Benítez Torres y a la Secretaría de Turismo del Gobierno del Estado.

Al respecto, Roberto Terrones Cortés, director de la Operadora y Administradora de Playas (OAP), dijo estar enterado de la inquietud de los permisionarios y que la queja ya fue notificada a las direcciones de Asuntos Jurídicos y de Planeación para que el Ayuntamiento intervenga dentro del ámbito de sus facultades a fin de garantizar que se deje un espacio como acceso a la playa en caso de que se construya sobre el terreno.

Al ingresar al predio se observan montículos de escombros que fueron extraídos de la playa luego de que la fuerza de las olas derrumbó los escalones y muros del citado centro de espectáculos. Las olas siguen golpeando esa y otras edificaciones del lugar.

Por ratos, cuando la marea sube, la playa desaparece porque el agua lo cubre todo. Las varillas expuestas, las grietas en las bardas y los pedazos de cemento sobre el incipiente arenal son evidencia de un problema de erosión. Solo los surfistas se adentran al agua para montar las olas que en este punto suelen ser mejores para practicar ese deporte.

DATO

  • Playa Gaviotas fue certificada como Playa Limpia desde el 2013 en categoría recreativa.
Mazatlán, Playa Gaviotas
Usuarios de la playa. Foto: Son Playas.
playa gaviotas, Mazatlán
Escombros y varillas expuestas sobre este tramo de playa son un riesgo para los usuarios. Foto: Son Playas.
Playa Gaviotas
Escombros en el predio utilizado como estacionamiento y acceso a Playa Gaviotas: Foto: Son Playas.
Playa Gaviotas
La fuerza de la marea derrumbó los escalones que estaban en este sitio y dañó la barda del predio. Foto: Son Playas.

Notas relacionadas:

Senado reforma ley para garantizar libre acceso a playas

Turismo responsable y playas sostenibles sí es posible

Dependemos de la costa, pero ¿su uso es sostenible?

Lo que debes saber sobre la reforma que afectaría a las playas mexicanas

Fumar en playas de México podría prohibirse

Artículo anteriorNegocios contribuyen a la generación de basura en playas
Artículo siguiente¿Qué nos conviene más, el turismo masivo o el turismo sostenible?