Un sector de manglar del arroyo Jabalines se perdió a causa de un incendio, al parecer intencional. El hecho ocurrido el pasado 30 de abril ya fue denunciado ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El tramo afectado se ubica en el extremo sur de la calle Framboyanes del fraccionamiento Jacarandas, pasando el último puente peatonal, cerca de la avenida Insurgentes. En las imágenes y videos compartidos por la organización ciudadana se observan los restos del incendio en una franja del margen del arroyo.

El hecho se dio a conocer a través de la cuenta de Facebook del colectivo Manglar es Vida un día después del incendio. Posteriormente, el 4 de mayo, se presentó una denuncia formal ante la delegación local de la Profepa puesto a que el mangle es una especie vegetal protegida por diversas normas y leyes mexicanas.

La denuncia de actividades de impacto ambiental en el manglar está dirigida a Pedro Luis León Rubio, encargado de despacho de esa dependencia federal. En el documento se especifican las coordenadas en las que se realizó la quema de vegetación protegida.

También se solicita que se realice una visita de inspección en la zona para verificar si se cuenta con un dictamen favorable en materia de impacto ambiental que justifique el daño que dicha acción generó al manglar.

quema de mangle en Jabalines
La denuncia formal fue recibida y sellada por Profepa el 4 de mayo de este año. Imagen: cortesía. mayor

Claudia Peraza, integrante del colectivo, refirió que hasta hoy no han recibido ningún informe por parte de Profepa. Por el momento también se desconoce quién realizó el incendio y los motivos.  

En la Dirección de Ecología y Medio Ambiente Municipal se dijo que no se tiene conocimiento de la quema de mangle y que tampoco está dentro de sus facultades atender este caso dado a que es de competencia federal.

El área afectada colinda con un amplio terreno que a su vez se encuentra cerca de la avenida Insurgentes y un conocido centro comercial.

Contexto

Previo a este suceso, el manglar del arroyo Jabalines ha sido removido para dar paso a la obra de revestimiento que realiza el gobierno estatal en ese afluente desde finales del 2018.

La expansión de la mancha urbana ha sido una de las principales razones por la cual Mazatlán ha perdido sus manglares, de acuerdo a estudios cartográficos realizados por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Aunque el mangle que queda en el arroyo Jabalines y en el estero del Infiernillo es poco, su conservación es importante porque ayuda a disminuir y almacenar los gases contaminantes de la atmósfera que contribuyen al calentamiento global, según los resultados de estudios realizados por investigadoras de la UNAM.

Pescadores de la localidad han reconocido que la pérdida de manglar de los diferentes cuerpos de agua tiene un impacto directo en esa actividad económica.

manglar
Manglar afectado por el fuego. Foto: cortesía.

Artículo anterior¿490 años de la fundación de Mazatlán?
Artículo siguienteTenemos menos agua, ¿qué podemos hacer?