Más
    InicioPlayasQueda prohibido fumar en playas

    Queda prohibido fumar en playas

    -

    Desde el domingo 15 de enero de este año quedó prohibido fumar en playas de México al entrar en vigor el Reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco. Con esta medida, la Secretaría de Salud busca proteger a la población contra la exposición al humo de tabaco y emisiones.

    De acuerdo con el artículo 65 bis “queda prohibido a cualquier persona consumir o tener encendido cualquier producto de tabaco o nicotina en los espacios de concurrencia colectiva”, entre los que se encuentran las playas.

    En la nueva reglamentación se señala que los lugares de concurrencia colectiva, como playas, plazas, parques, estadios, transporte público y las escuelas en todos los niveles educativos deben ser considerados espacios cien por ciento libres de humo y emisiones, al igual que todos los centros de trabajo.

    El Reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco también prohíbe toda forma de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, a través de cualquier medio de comunicación y difusión, incluida la exhibición directa e indirecta de los productos del tabaco en puntos de venta.

    Playas
    Las colillas pueden llegar a las playas y el mar al ser arrastradas por el viento o la lluvia y a través de los sistemas de alcantarillado. Foto: Son Playas.

    Impacto ambiental en playas

    Además de los daños que provoca a la salud de las personas, el consumo de tabaco tiene un impacto devastador en la naturaleza, pues los filtros de los cigarros liberan componentes tóxicos como arsénico, plomo y nicotina que contaminan el suelo y el agua, dañando a especies de animales terrestres y marinos porque actúan como insecticidas.

    Las colillas también han sido encontradas en el estómago de peces y aves marinas que las ingieren al confundirlas con alimento. Pero eso no es todo; los filtros de los cigarrillos están hechos de acetato de celulosa, un plástico que tarda más de una década en degradarse.

    La organización The Ocean Conservancy, ha advertido que las colillas son uno de los principales contaminantes de las costas a nivel mundial y una amenaza para la vida marina, pues una sola pieza es capaz de contaminar hasta 10 mil litros de agua de mar y hasta 50 mil litros de agua dulce.

    En Mazatlán, la Operadora y Administradora de Playas recolecta entre 500 y mil colillas diarias en las labores de limpieza de playas que realiza esa dependencia paramunicipal, según informó su titular Luis Fernando Ortiz. Por su parte, la organización MazConciencia reportó que se han recolectado alrededor de 3 mil colillas mensuales a través de los 32 colilleros que esa organización civil instaló en playas y accesos desde al 2021.

    También lee: Limpieza de playas; el cuento de nunca acabar

    Prohibido fumar en playas
    Uno de los colilleros instalados en playas por la organización Maz Conciencia. Foto: cortesía.

    Autoridad responsable

    La Secretaría de Salud es la autoridad facultada para promover que la población y la sociedad civil participen activamente en la aplicación de la ley y su reglamento. Cuando se detecte un incumplimiento, las autoridades sanitarias deberán verificarlo, evaluar el nivel de incumplimiento, elaborar un informe y establecer una sanción.

    “La suspensión de la publicidad, promoción y patrocinio, así como de los trabajos o servicios; será total y permanente”, se advierte en el artículo 79 de dicho reglamento.

    Huella ecológica

    La organización suiza  Stop Tabac señala que durante el procesamiento del tabaco, se generan dos millones de toneladas de residuos sólidos anuales, de los cuales 300 mil toneladas están contaminadas con nicotina y alrededor de 200 mil toneladas son residuos químicos. Además, para producir un solo cigarro requiere de 3.7 litros de agua para producir un solo cigarro.

    También lee: Municipios costeros de Sinaloa se comprometen a limpiar las playas

    Daños a la salud

    En México mueren aproximadamente 65 mil personas por año debido a enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco, ya que el humo del tabaco contiene aproximadamente cuatro mil productos químicos, de los cuales 250 son nocivos y 50 cancerígenos, según información de la Secretaría de Salud.

    El tabaquismo “está relacionado con padecimientos cardiovasculares, Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC), diferentes tipos de cáncer, sobre todo de pulmón, neumonía y accidentes cerebrovasculares. Además, es la cuarta causa asociada con formas graves de COVID-19”, señala la dependencia en su página web.

    Los daños a la salud humana también podrían darse a través del consumo de especies marinas que acumulan las sustancias tóxicas en su organismo. En un informe del Proyecto Libera, se advierte que las colillas que llegan al océano alteran la calidad del agua y del ciclo ecológico de algunas especies marinas como moluscos, peces, reptiles y aves.

    “Estos pueden resultar envenenados por cadmio por la bioacumulación (acumulación de sustancias tóxicas en un organismo) de este metal o al ingerir directamente las colillas. Esto podría afectar directamente a nuestra salud, ya que esta sustancia puede bioacumularse en especies marinas de las que nos alimentamos”, señala el documento.


    Notas relacionadas:

    Tu basura podría matar peces, tortugas y aves

    Turismo responsable y playas sostenibles sí es posible

    Municipios costeros de Sinaloa se comprometen a limpiar las playas

    Colocan colilleros en playas de Mazatlán

    Negocios contribuyen a la generación de basura en playas

    Disminuyen las playas certificadas con bandera blanca en Mazatlán

    Limpieza de playas; el cuento de nunca acabar